En las redes también existen conductas peligrosas y delitos. Como en la parada del colectivo, la plaza, las calles, la casa misma o la escuela. Las redes son un espacio nuevo al que también se trasladan problemáticas sociales. En contrapartida, Facebook y Twitter son también valiosas herramientas que, bien utilizadas, pueden aprovecharse para una mejor aprehensión de contenidos educativos, por ejemplo.
Un lector compartió la historia de su hija, Josefina. Culminaba el segundo trimestre y el boletín de calificaciones no auguraba un buen desenlace del año lectivo de la adolescente, de 14 años. Es lo que anunciaba ese documento escolar, porque Josefina no había manifestado ningún tipo de dificultad respecto a la cursada de matemáticas, física, geografía e inglés, las materias en las que había obtenido resultados insatisfactorios y que ponían sobre el tapete la posibilidad de repitencia. En casa Josefina no hablaba y pasaba largas horas sentada frente a la computadora, navegando en internet en soledad.
Una tarde, la tía de Josefina encontró publicaciones con contenido sexual en el muro de la adolescente. Rápidamente alertó de esta situación a sus padres, dos docentes ajenos a las redes y a lo que su hija experimentaba en esos espacios sociales y públicos. Comenzaron a interesarse por aprender a utilizar las redes y a compartir esos espacios con ella. Pudieron dialogar una vez que comprendieron que allí también, los chicos están en peligro.
El artículo 131 incorpora al Código Penal la figura del grooming. En Salta ya hubo sentencias por este tipo de delitos.
Para prevenir, como en todo, hay que conocer. Ese es uno de los consejos principales.
Se llama grooming a la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño o niña mediante internet.
El Tribuno dialogó con Ezequiel Passeron y Lucía Fainboim, del programa nacional Con vos en la web, que depende de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. El mismo tiene como misión ayudar a generar un cambio de conducta respecto al uso de las tecnologías, fomentando las ventajas que presentan, pero, a su vez, previniendo riesgos e inconvenientes. Además de las charlas y los talleres elaboran contenidos que están disponibles en la página web www .convosenla web.gob.ar y en las redes sociales.
Como la de Josefina, varias historias de acoso en las redes exigen mayor compromiso de los adultos.
El cyberbullying es un caso de discriminación en el que únicamente están implicados niños, niñas y adolescentes.
Abuso, casos, justicia y otras precisiones
El grooming es la acción deliberada de un adulto de contactar a un/a menor de edad mediante comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.
El cyberbullying supone uso y difusión de información de datos discriminatorios a través de dispositivos electrónicos.
En Salta, de acuerdo a información brindada por el Poder Judicial, ya hubo condenas por grooming. La jueza Ana Silvia Acosta condenó a José Antonio Canario (37) a la pena de siete años de prisión por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de hostigamiento sexual contra menores o grooming y abuso sexual con acceso carnal, todo en concurso real, en perjuicio de dos menores de 14 y 12 años. Otro caso fue el de un hombre de 32 años acusado de abusar de una menor de 13 en Cerrillos. La División Trata de Personas logró la detención del sujeto, que era investigado en los últimos dos meses.
Actualmente la figura de "ciberhostigamiento" está contemplada en el Código Penal. La penalización incluye prisión de seis meses a cuatro años para el que "por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones, o cualquier tecnología de transmisión de datos contacte a una persona menor de edad con el propósito de cometer cualquier delito contra su integridad sexual".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora