*

Los ocho detenidos por 866 kg de cocaína se llaman a silencio
Fuentes judiciales informaron aEl Tribunoque los ocho detenidos en el Operativo Ensamble, en el queGendarmería Nacional Argentina incautó un multimillonario cargamento de cocaína de casi 866 kilogramos, se negaron a prestar declaración indagatoria ante el juez federal subrogante de Orán Gustavo Montoya.
Luego del trámite procesal llevado a cabo en la semana que finalizó, el magistrado -según conoció extraoficialmente este medio- desestimó el pedido de eximición de detención solicitado por los defensores y ordenó que todos permanezcan en calidad de detenidos en el Escuadrón 20 Orán de la Gendarmería Nacional.
Los acusados por el delito de tráfico de estupefacientes tipificado en el artículo 23.737 del Código Penal son una pareja de Tartagal (la mujer es una peluquera de barrio) y un hijo de la misma. El hombre está sindicado como líder de la banda que organizó el traslado de la cocaína. Otros dos son solo cómplices -uno de ellos cuidador de la finca-, el chofer y el ayudante del camión Mercedes Benz en el que se pretendía trasladar la droga desde el departamentoAntahacia el sur del país son de Salta capital. Seis de los detenidos habitan humildes viviendas sin servicios básicos.
El Operativo Ensamble se logró concretar en el lugar conocido como Finca Burela en el departamento de Anta, el pasado 15 del corriente, el mismo día en que en la provincia de Salta se celebraba la festividad del Señor y la Virgen del Milagro.

Más dudas que certezas

A pesar del éxito del operativo, de la satisfacción de la Gendarmería Nacional y de la propia ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que lo calificó como el operativo más importante de secuestro de cocaína de los últimos cinco años, existen más dudas que certezas sobre el mismo.
Fuentes cercanas a lainvestigaciónconsultadas por este medio consideraron que pasados los primeros días en los que las cosas comienzan a decantar, siguen faltando elementos fundamentales, como saber a quién pertenecían los casi 9 quintales de clorhidrato de cocaína secuestrada.
Además, no trascendió la identidad del nexo en Argentina que, según se estima, pondría en las costas europeas o asiáticas el cargamento valuado en 50 millones de dólares.
Un especialista en temas de narcotráfico consultado por este medio explicó que "los ocho detenidos tienen toda la responsabilidad que les asiste el hecho de ser piezas fundamentales en la organización. Son los que trasladaron la droga; por lo tanto, más allá de que declaren o no, van a quedar detenidos por varios años. Pero ellos no son ni remotamente los dueños del cargamento que puede llegar a una valuación de 50 millones de dólares, a precio de mercado final. Como sucede siempre que se hacen estas detenciones, son las piezas más fáciles de este rompecabezas", consideró.
El mismo especialista detalló que "los detenidos, como sucede en estos casos, no hablarán como ocurre con los involucrados en temas de narcotráfico; se ampararán en su derecho constitucional de no declarar en las indagatorias. Pero el que aparece como líder y su mujer son nada más que pasadores; viven en Tartagal en el barrio San Silvestre, que es poco menos que un asentamiento porque es uno de los barrios donde muchas casas no tienen ni agua corriente ni luz.
Si esos son los líderes y dueños de 50 millones de dólares que queda para el resto, todos son gente deescasos recursos, al punto que la mayoría de ellos están siendo asistidos por defensores oficiales porque no tienen ni para pagar el estampillado. Pero conocer de quién eran los casi 900 ladrillos seguirá siendo un misterio. También el destino final y el nexo local que organizó el embarque. Nada de eso podrá conocerse, por lo tanto los verdaderos responsables de este negocio seguramente estarán preparando otros envíos tantos o más espectaculares que el que se incautó el día de la fiesta del Milagro de Salta, consideró.
El operativo no descabezó ninguna organización narco, solo entregó 900 kilos y ocho personas al erario público.

Lluvia de droga en el departamento Anta

Poco antes de la caída del juez federal Raúl Reynoso una lluvia de cocaína se desplomó desde aviones furtivos sobre un campo de General Pizarro.
En aquella ocasión el secuestro alcanzó poco más de 400 kilos de cocaína de máxima pureza.
No hubo detenidos pero sí una amplia cobertura mediática del secuestro, presentado en el mismísimo edificio Centinela, sede de Gendarmería Nacional.
A partir de allí los vuelos clandestinos recrudecieron y según informantes del departamento Anta, hasta se incrementaron de manera exponencial. La prueba son estos 900 kilos, cuya supuesta investigación tampoco pudo dar con los verdaderos causantes del tráfico a gran escala.
Tampoco queda del todo claro por qué la Gendarmería Nacional -que según la ministra Bullrich, y el director nacional de la fuerza federal Gerardo José Otero venían trabajando desde el mes de marzo pasado sobre los vuelos clandestinos- no logró detectar a tiempo las aeronaves, que se supone que podrían ser varias y que desde Bolivia invadieron el suelo salteño hasta el paraje Finca Burela, donde arrojaron el cargamento de cocaína. Tampoco se conoce por qué no se dejó avanzar la carga hacia el sur del país y asestar el golpe en el momento de la entrega o antes de ser embarcada hacia Europa y, de esa manera, aprehender a los verdaderos dueños del negocio multimillonario. “Ensamble” se produjo en medio del trayecto, pero lo más extraño es que se dio en medio de la investigación, lo que impidió que se conozca las dos puntas fundamentales; ahora toda la responsabilidad quedó en los ocho “changueros” presos.
El especialista explicó que “los gendarmes argumentan que tienen temor con las entregas controladas porque ya les pasó antes, que terminaron perdiendo grandes cargamentos; es algo bastante riesgoso porque en el trayecto puede pasar cualquier cosa; pero también es difícil que se les pierda un camión con acoplado de 30 tn y 20 metros de largo, cargado con casi 900 kilos de cocaína”, ironizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...