Desde la Municipalidad se remarcó que con el proyecto de reordenamiento se apunta a que los colectivos que bajan desde la zona norte lleguen hasta Belgrano y retornen. En tanto, los que vienen del sur llegarían hasta San Martín para regresar al circuito inicial.
El objetivo es reducir el impacto vehicular en el centro y preservar la infraestructura actual. "Es la forma de limpiar nuestras vías previniendo accidentes y congestionamientos", señaló la secretaria de Obras Públicas, Beatriz Blanco.
"Otro agravante es que las unidades del transporte urbano llenan de hollín las fachadas. Por eso nosotros le vamos a dar al transporte público una arteria con escala adecuada", indicó a El Tribuno Gustavo Puerari, director de Proyectos de Arquitectura. Y precisó que en la 25 de Mayo e Ituzaingó, entre San Martín y Belgrano, podrán transitar armoniosamente los autos, en un solo carril, porque se agrandarán sensiblemente las veredas a modo de una semipeatonalización. Explicó que "la idea es que la gente pueda caminar mejor, que el discapacitado tenga espacio seguro y que los autos no tengan problemas. Incluso, dentro de esas veredas habrá dársenas para poder abastecer todas las otras vías de circulación como taxis y remises".
El anteproyecto prevé también la eliminación de los colectivos en la calle Santiago del Estero. Ahí se hará un circuito horizontal de ciclovía conectado con el de calles 25 de Mayo e Ituzaingó, y de allí a Bicentenario.
"El tema de la bici preocupa a la Municipalidad y a la Provincia y por eso tenemos acciones que se complementan", señaló.

Cambios en la Belgrano

"Como la Belgrano es un poco más ancha nos permitirá hacer los paradores en el centro de la calle, de modo similar al metrobus de la Capital Federal, aunque no en todas las cuadras. Hacia los costados, mano hacia el cerro, se habilitarán dos carriles para autos, en tanto hacia el oeste, será uno solo. Las veredas ya son anchas por cuanto no necesitarán modificación, excepto la disposición de dársenas para la detención momentánea de vehículos en colegios, farmacias, clínicas", detalló el funcionario.

Platabanda en la San Martín

Los técnicos de la Municipalidad prevén que la avenida San Martín tenga una especie de platabanda verde o espejo verde que la divida en dos, con variantes en sus medidas de acuerdo al ancho de calle (calzada y veredas). Se habilitarán dársenas para descarga, no podrá estacionar ningún vehículo particular y el colectivo tendrá la parada como la tiene actualmente.
Sobre los cambios en los recorridos de Saeta, Puerari remarcó que desde el sur hacia el centro llegará hasta San Martín (zona de peatonales) y desde allí retornará al sur, o saldrá de San Martín por otra calle y se irá para el norte por la Belgrano. Desde el norte, quien quiera ir al centro, se bajará en la Belgrano y desde allí volverá hacia el norte. Si alguien quiere ir de Santa Ana a Ciudad del Milagro, tomará los transversales que irán por arterias más importantes, como la Bicentenario, 10 de Octubre u otras calles que se están pensando.
“El funcionamiento seguirá siendo el mismo, solo que se reordena”, dijo el arquitecto para subrayar luego que “se sacarán los micros de Ituzaingó, 25 de Mayo y Deán Funes/ Córdoba. Con esto, también preservamos los edificios históricos como la basílica y convento de San Francisco. También, para cuidar el edificio de la iglesia La Viña, sacaremos los colectivos de la calle San Juan”.

avenida sarmiento.jpg
La avenida Sarmiento divide las aguas.
La avenida Sarmiento divide las aguas.

Prueba piloto de doble mano en la avenida Sarmiento

La iniciativa despertó críticas de vecinos y empresarios. El anuncio de la doble mano en la calle Sarmiento movió fuerte las aguas. Los reclamos no se demoraron de parte de la gente que vive o trabaja sobre esa arteria, en particular, médicos que atienden en consultorios (algunos, incluso, viven ahí), clínicas y hospitales.
Al respecto, Puerari explicó: “Las modificaciones en Sarmiento no son un hecho aislado; están dentro de un plan estratégico e integral. De cualquier modo, no vamos a entrar en una obra civil de inmediato. Pensamos en una prueba piloto, sin hacer obra física alguna, para ver qué resultados obtenemos. Quizás, como prueba, se demarquen los carriles con una pintura para observar el comportamiento del tránsito con manos de ida y vuelta en unas cinco cuadras”.
Aclaró que los consultorios y centros médicos van a tener dársenas para estacionar, igual que clínicas y hospitales. Las veredas de la Sarmiento son anchas y permiten, además, el soterrado para cables, agregó.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...