"Como el Ave Fénix", es la consigna de más de 20 personas que se prepararon como líderes para reunir nuevamente al grupo scout que se disolvió hace seis años.
Hasta 2008 fueron más de 150 los que participaban de este espacio de formación ciudadana, de amistad y solidaridad, pero la falta de recursos terminó por hacerlos desaparecer.
No obstante los años que pasaron, y por iniciativa de Alberto Nayar, jefe de tropa de la agrupación durante mucho tiempo, decidieron juntarse otra vez y proyectar nuevas tareas y actividades para impulsar proyectos solidarios bajo el paraguas de valores cristianos y, sobre todo, contener a los menores de barrios populosos y marginados de la ciudad de Orán.

La trayectoria
Hoy, el Grupo Scout 654 Zenta realiza sus actividades en el predio del Aeroclub Orán los sábados, de 15 a 18, con una cantidad de beneficiarios de aproximadamente 55 niños y jóvenes, quienes este año celebran las Bodas de Oro bajo la jefatura del scouter Juan Ángel Lemir.
El escultismo llegó a Orán en 1966 de la mano del Rotary Club, bajo la presidencia de Germán Bernad y la colaboración del profesor de Educación Física Alberto Nayar, del Escuadrón 20 de Gendarmería Nacional y del Obispo de la Diócesis de la Nueva Orán, monseñor fray Francisco de la Cruz Muguerza.
Comenzaron sus actividades bajo el nombre de Agrupación Scout Zenta en un predio ubicado en la calle Hipólito Yrigoyen al 100, donde hoy está la Casa Municipal de la Cultura y fue reconocida oficialmente por la Institución Nacional de Scoutismo Argentino (INSA) el 22 de mayo de 1966.
Sus jefes de grupo fueron, además de Nayar, José Daniel Daher, Mercedes Giannotti de Fonteñez, Juan Ángel Lemir, José Abelardo Pacheco Abraham, Pedro Bernaldez, Julio Martínez; Daniela Ramírez, Mirta Yuliani, Gustavo Páez y actualmente una segunda gestión de Lemir.
La antigua INSA se unió con la que fuera la Unión de Scout Católicos (USCa), formando la actual asociación Scouts de Argentina Asociación Civil (SAAC). Luego, la agrupación oranenses pasó a llamarse Grupo Scout Zenta.
El movimiento scout es educativo para niños y jóvenes De carácter voluntario, está abierto a todos sin distinción de origen, raza o confesión religiosa y tiene por fin contribuir al desarrollo físico, intelectual, social y espiritual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora