Un llamado al Aeropuerto Benjamín Matienzo de Tucumán que alertó sobre una bomba en el lugar, hizo que un vuelo que debía aterrizar en esa ciudad fuera derivado de urgencia al Martín Miguel de Güemes de Salta. La Policía Aeronáutica informó que la amenaza fue una falsa alarma y que los vuelos se reanudaron a las 16. Además, la empresa Lan, a través de un comunicado, informó que los 70 pasajeros que estaban varados en Salta volvieron en colectivo a Tucumán.
Según las primeras informaciones, un ex empleado amenazó con hacer volar el establecimiento, y lo hizo a través de un e-mails. "Me despidieron sin causa. Les advierto que cualquier avión que aterrice o despegue en Tucumán será purofuegos artificiales", señalaba el mensaje, según se dio a conocer.. A raíz del hecho, los vuelos fueron derivados momentáneamente hasta Salta. El control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria demoraría, al menos, 3 horas. Un vuelo de Aerolíneas Argentinas que estaba a punto de despegar debió ser evacuado y sus pasajeros sacados del lugar por la amenaza de bomba.
En Salta se encuentran 70 personas varadas a la espera del ómnibus que los trasladará hacia el Jardín de la República. A estos nadie les informó nada durante su estadía en nuestra ciudad.y todo fue pura incertidumbre en el Aeropuerto Martín Miguel de Güemes, hasta que Lan a través de un comunicado informó que los trasladarán vía terrestre.. Según la última información a las 16 volverá a estar en actividad el Aeropuerto Internacional de Tucumán.
Embed
Muy diferente a la del 21 de diciembre
Hace tres días atrás, un hombre causó un gran revuelo cuando se acercó al mostrador de la empresa Latam para preguntar por la demora de un vuelo y afirmó: "Vine a esperar a mi suegra, si se cae el avión es porque yo puse una bomba". El hombre se referían al Airbus A320 del vuelo 4156 de Latam, que debía aterrizar a las 18.05, sin saber que el horario del vuelo se había reprogramado recién para las 18.40, media hora después.
La broma activó un plan de emergencia para hacer aterrizar el avión y desactivar la supuesta bomba y a partir de ahí la realidad superó a la ficción: cientos de pasajeros entraron en pánico y el aeropuerto se convirtió en un pandemonium.
Finalmente el avión fue evacuado y los pasajeros tuvieron que hacer un inesperado recorrido -con una improvisada señalización- para llegar al edificio. El hombre, luego identificado como Claudio Calvi, terminó preso, pero luego recuperó su libertad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...