Andrés tiene 15 años y su vida adolescente está atravesada por una grave enfermedad. Esa situación provocó que sus padres, que residen en Santa Victoria Este, lo alojen en un hogar para niños de Tartagal para recibir la atención que necesita, además de trasladarse a la capital cuando los médicos lo determinan.
El sueño de Andrés es ser policía y por eso, un grupo de efectivos tartagalenses, conmovidos con su historia, decidieron cumplir con sus anhelos. Lo buscaron en el hogar, lo vistieron con indumentaria para niños policías y lo sacaron a "patrullar" las calles de la ciudad.
La felicidad le iluminó su carita cuando recibió la noticia y, enfundado en su uniforme y con gorra, vivió momentos que serán inolvidables.

De patrulla

Fueron los bicipolicías de Tartagal, encabezados por el oficial Ramiro Beleizán, quien encabezó la iniciativa. "Andrés nos recibe todas las mañanas en el hogar donde tenemos una consigna en forma permanente. Entendimos que algo tan simple, como salir en el móvil, representaría para un chico tan humilde un sueño cumplido, por eso gestionamos el permiso ante las autoridades del hogar y del jefe de la Unidad Regional 4", contó.
En su recorrido a bordo del móvil policial, Andrés conoció el edificio donde funciona el Sistema de Emergencias 911, el destacamento de los bicipolicías, otras comisarías de Tartagal, la unidad regional y otras dependencias. Como la noche estaba fresca, salió muy bien abrigado, pero su uniforme lo completó un efectivo de Infantería que le prestó un chaleco y una de las chicas del cuerpo, la gorrita. También subió a una de las bicis con casco protector. Como sabía que lo iban a llegar a buscar sus amigos policías pidió que le cortaran muy cortito el cabello para estar a la altura de quienes por un rato fueron sus colegas.

Policías agradecidos

Beleizán se mostró conmovido y analizó un aspecto muy particular. "Que este niño, con su difícil historia de vida nos demuestre su cariño y su respeto, nos llena de satisfacción a quienes hemos elegido este trabajo, que es velar por la seguridad de la ciudadanía. Muchas veces estamos en situaciones complejas y debemos tomar determinaciones que son objeto de críticas. En este caso, que Andrés quiera ser policía, que cumplamos su sueño y ver su expresión de alegría nos hace reflexionar sobre el rol que nos toca en la sociedad. Gestos como los de este niño hacen que reafirmemos nuestro compromiso de ser mejores policías", dijo mientras compartieron un agasajo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora