La situación en Salvador Mazza sigue sin resolverse y la municipalidad sigue tomada como desde hace nueve días. Incluso la situación hoy se volvió más tensa con cortes en el puente internacional por parte de cooperativas de trabajo que exigían obras para poder tener ingresos.
Además, siguen con los conflictos con los taxistas, con los empleados municipales y con familias que intentaron tomar terrenos. Solo con este último grupo el intendente Rubén Méndez consiguió que se firme un acta acuerdo. En cambio, empleados municipales representados por ATE no aceptaron ir a conciliación con el ministerio de Trabajo y pidieron un cuarto intermedio.
Por su parte, un grupo de remiseros mantiene su protesta por el aumento de la unidad tarifaria municipal que pasó de $1,20 a $2,20.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia