Los ríos que cubren todo el Litoral registraban hasta ayer una marca de 6,90 metros en el hidrómetro del puerto de Barranqueras, un registro similar al del pasado jueves, informó la delegación de la Prefectura Naval en Chaco, donde el número de evacuados quedaron en 6.000 personas por las inundaciones, mientras la crecida del Paraguay compromete otras localidades.
Después de dos días consecutivos con bajas que acumularon unos 20 centímetros, ayer por la tarde el comportamiento del Paraná comenzó a estabilizarse tras las abundantes lluvias en toda la región y ahora las autoridades provinciales estiman que en los primeros días de enero retomará su tendencia en baja.
Además, la crecida del río Paraguay, que compromete la situación de Formosa y Paraguay, comenzó a afectar a las localidades chaqueñas de Puerto Bermejo y General Vedia. Así también, las viviendas de la localidad de Concordia siguen bajo el agua.
El Ministerio de Salud de la provincia señaló que en Puerto Bermejo los equipos sanitarios realizan recorridas diarias para asistir a las 452 personas evacuadas y también en General Vedia para atender a unas 50 familias del paraje Tres Horquetas, que quedó aislado por el agua. Actualmente son 1.524 las familias (6.095 personas) de esos poblados y de las localidades de Isla del Cerrito, Colonia Benítez, Barranqueras y Basail las afectadas por la creciente de ambos ríos.
La cartera sanitaria detalló que trabaja en coordinación con los municipios afectados y que está garantizada la provisión de medicamento, repelente, suero antiofídico y la debida atención médica.
Una ambulancia fue apostada las 24 horas en la localidad correntina de Paso de la Patria para atender a las familias de la Isla del Cerrito y, según la urgencia del caso, tratan a los pacientes en el lugar o los trasladan al hospital Eva Perón de Barranqueras, detallaron.
Las autoridades sanitarias adelantaron que mañana realizarán un operativo con obstetras y pediatras en Isla del Cerrito, y que brindarán asistencia a más de 100 familias damnificadas por las inundaciones en Antequeras y el barrio San Pedro Pescador, en el municipio de Colonia Benítez.
Muchísimo daño
La cosecha 2016 de bananas corre serio peligro en Formosa debido a las inundaciones, mientras en el Delta del Paraná es "muy delicada" la situación y se estima que unas 16 mil hectáreas destinadas a la producción ganadera, a forestación y a cítricos "están bajo agua" en campos linderos al río Uruguay. Así lo advirtió un relevamiento efectuado por la Federación Agraria Argentina (FAA) en los sitios afectados por las intensas lluvias de los últimos días y el desborde de ríos. En este contexto, el vicepresidente de FAA, Ariel Toselli, se comunicó con funcionarios del Ministerio de Agroindustria para interiorizarse acerca de las acciones que esa cartera realizará en los próximos días, con relación a la emergencia agropecuario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


otto Brinca
otto Brinca · Hace 11 meses

una f foto por favor, que ando mirando, asi quede registrado que estoy perdiendo el tiempo aqui, CAMBIEMOS - MACRI- ya tiene la foto y ahora descansa en el sur, ni se acuerda de la gente inundada, total la foto ya esta, QUE BIEN, estas ene l cargo dos semanas y te tomas vacaciones, XQ NO CRITICAN AHORA LOS MEDIOS,?


Se está leyendo ahora