Parece un chiste, pero es la realidad que hoy vivimos en la Argentina, donde la inseguridad va creciendo día a día. En los últimos meses aparecieron bandas de delincuentes en diferentes puntos del país que se dedican a robarle el pelo a las mujeres.
Un informe marca que se denunciaron cientos de casos de mujeres que estaban caminando con tranquilidad por la calle y son asaltadas por bandas integradas por hombres y mujeres que directamente les cortan el pelo, hoy el botín más preciado.

Un peluquero aportó los datos de este negocio que transita el camino del mercado negro: “Los delincuentes pueden ganar unos 300 pesos por cada corte, los mismos que después a nosotros nos cuestan hasta 3000 pesos, y que luego alcanzan un precio de venta de hasta $ 7000”.

“Sabíamos que esto pasaba mucho en Brasil o en otras partes de Sudamérica, como por ejemplo en Colombia donde ya hay bandas organizadas que se dedican únicamente a estos actos delictivos, pero la moda se está instalando en la Argentina”, agregó el estilista Rubén Orlando.

Remarcó que la modalidad es “cortar con tijeras de ovejas y muy rápidamente. Misiones es el lugar al que yo mencioné como el que más buscan para robar o comprar cabello porque son de tonos rubios”.

También remarcó la modalidad de estos hechos delicitivos. “Esta gente lo roba con una ligereza total. Con tijeras para ovejas, con filos muy especiales. Los robos son muy rápidos y a la vez muy peligrosos porque si una chica se resiste, hasta puede causar la muerte.”

Orlando remarcó las características de los cabellos más cotizados, y se destacan por el largo, el color, la decoloración y la calidad. Los precios pueden ir desde cinco a siete mil pesos.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...