Los rosarinos deberán seguir esperando por los corsos. Es que anoche se volvieron a suspender los Corsos de la Alegría, y hasta se habían acomodado las sillas en el corsódromo del Complejo Municipal de Rosario de la Frontera.
El entusiasmo de los carnavales 2016 hacen que cientos de familias esperen con ansias el corso para disfrutar de esta gran fiesta, con entrada gratuita.
La apertura oficial estaba prevista para el viernes, pero por la lluvia se suspendió. Igual situación ocurrió ayer, ya que desde la tarde comenzó a llover. Si el tiempo lo permite, hoy será la primera noche de corso.
Se esperaba que haya un marco importante de público local y turistas, teniendo en cuenta la expectativa generadas por la inauguración del nuevo corsódromo.

La organización
Cabe recordar que en esta oportunidad el municipio reordenó el recorrido y presentación del corso, puesto que todo el espectáculo por primera vez se traslada al predio del Complejo Deportivo donde se dio forma al nuevo espacio.
Desde la Dirección de Cultura municipal manifestaron: "Iniciaremos estos Corsos de la Alegría 2016 con numerosa presencia de comparsas y murgas locales, disfraces individuales que asombran, carrozas realizadas con mucho esfuerzo y las comparsas invitadas de diferentes puntos de la provincia".
Por su parte, el intendente municipal, Gustavo Solís, dijo: "Iniciaremos este ciclo carnestolendo con este nuevo esquema. Creemos que éste debe ser el escenario natural que debe empezar a usarse para grandes acontecimientos de la ciudad".
Consultados los vecinos e integrantes de los diferentes grupos sobre la nueva ubicación, la opinión fue unánime: el lugar brinda un marco imponente para el ya tradicional festejo de carnaval y, además, de hacer las veces de corsódromo amplio y cómodo para el desfile, bailes y traslado de las comparsas, la ubicación estratégica en la zona este de la ciudad permite que vecinos de todos los sectores se acercarán sin impedimentos. Además, la buena iluminación del sector, los espacios verdes circundantes y hasta los baños públicos entregarán confort y ayudarán al disfrute tanto de los participantes como de los espectadores. Carpa sanitaria, baños químicos, cantinas, venta de lanzanieve y un importante despliegue de seguridad fueron centrales.
En cuanto al operativo de seguridad, está a cargo de la Policía con la colaboración de la Dirección de Tránsito, Bomberos Voluntarios y Defensa Civil, además de las direcciones de Rentas y de Bromatología, encargadas de controlar los puesto de venta.
Tránsito dispuso que los vehículos estacionen sobre las colectoras de avenida Palau y dejó librado el ingreso al complejo en forma peatona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora