Ganan poco, están disconformes con sus tareas o disponen de tiempo libre. En la ciudad, unos 67 mil trabajadores buscan otro empleo, incluso superan a los 23 mil desocupados. Tras ocho meses de revisiones y silencio, el Indec difundió datos del mercado laboral correspondientes al segundo trimestre del año.
En Salta, al drama de la desocupación se suma la fuerte demanda de los ocupados. En total, son unos 90.600 los salteños con problemas de empleabilidad. No hay que perder de vista, que según las últimas mediciones oficiales, la mitad de los trabajadores, está en negro, por lo que no se benefician de obra social, aportes jubilatorios ni vacaciones.

Desempleo

El Indec calculó en 8,9 la tasa de desocupación para Salta, sin tener en cuenta el interior provincial.
El año pasado, ese organismo nacional, bajo el mando del kirchnerismo, había marcado un 5,7 de desempleo. A simple vista hay un crecimiento de 3,2 puntos.
No obstante, desde el Gobierno nacional evitaron hacer comparaciones ya que hubo modificaciones metodológicas desde que asumió el macrismo. Durante el gobierno anterior, el Indec fue cuestionado por maquillar estadísticas sensibles que determinan la inflación y los niveles de pobreza e indigencia.
Al presentar los resultados del mercado laboral correspondientes al segundo trimestre, la directora de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), Cynthia Pok, sostuvo que "resulta imposible" hacer una comparación con las cifras anteriores, debido a los errores e irregularidades que se detectaron en la confección de la información durante la intervención del organismo, 2007 y 2015.
GRAFICO INDEC a.jpg
La tasa de 5,7 que había marcado el Indec, implicaba que unos 16 mil salteños estaban en la búsqueda de empleo; ahora son 23 mil. ¿Todos estos 7 mil desocupados más son por el “sinceramiento estadístico”? La respuesta resulta engorrosa, pero gremios como el de la construcción hicieron notar la pérdida de puestos de trabajo en Salta por la crisis económica y el freno en la obra pública y privada.

Quiénes buscan...

Un análisis particular merecen los salteños con subempleo, es decir que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias.
Según el nuevo Indec, la tasa de este grupo es de 6,5, son 17 mil personas. De ellos, son 12.600 los que quieren otro puesto laboral. Así, la tasa de subocupación demandante es de 4,8, mucho más que 1,7 de la no demandante.
El grueso, no obstante, está entre los salteños con ocupación plena: son 55 mil los que anhelan otro futuro laboral.
A nivel regional, Salta tiene la segunda tasa de ocupación más baja (38,2), solo es superada por Santiago del Estero.
En desocupación, el aglomerado salteño se ubica primero en el NOA. Entre los datos, llama la atención que Santiago del Estero solo tenga 3,9 de desempleo.
No pasa desapercibido tampoco, que el NOA, una de las regiones más pobres de la Argentina tenga un promedio de desocupación de 6,8, mientras que el promedio nacional es de 9,3.
Los magros sueldos son un determinante para lanzarse al mercado para tener otro ingreso. El año pasado, según datos del viejo Indec, un salteño del sector privado ganaba $8.243, mientras que un empleado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tenía un salario un 65% más alto.
Ya un estudio del Instituto de Estudio Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde) con datos de 2013 había hecho notar que Salta era la segunda jurisdicción del país con tasa de privación laboral, detrás de Santiago del Estero.
En el complejo análisis era determinante no solo el desempleo sino la calidad del empleo, desde una visión multidimensional. Se tomaba en cuenta subocupación, sobreocupación, empleo no registrado e ingresos insuficientes, entre otros puntos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora