El inicio del próximo año llegará con marcados incrementos en las tarifas de servicios, que ya fueron anunciados oficialmente por las empresas durante las últimas semanas.
Se trata de ajustes en los valores de las facturas de internet, telefonía celular y televisión por cable, entre los más importantes, y que deberán sumarse a los ya remarcados precios de alimentos y artículos para el hogar.
Las empresas de telefonía celular aplicarán desde enero subas de por lo menos un 10 por ciento, según cada empresa.
El último incremento había sido del 25 por ciento, por lo cual algunas asociaciones de defensa al consumidor habían sugerido llevar a cabo un boicot para repudiar el brusco ajuste y la pésima calidad del servicio de telecomunicaciones.
En el caso de la televisión por cable, las tarifas tendrán aumentos que rondarán en un 15 por ciento, mientras el servicio de internet tendrá una suba similar, ya que en muchos casos las empresas proveen ambos servicios.
Las escuelas privadas también prevén remarcar las cuotas el año próximo, luego de que en el fin del ciclo lectivo 2015 ya se registraran incrementos.
En el primer trimestre de 2016 también se espera que el bolsillo sienta una diferencia a la hora de pagar facturas de luz y gas porque el Gobierno ya advirtió que concretará un recorte de subsidios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora