Se ofrecen en la plaza central y en las inmediaciones del pueblo. La gastronomía regional de Chicoana es variada, fruto del mestizaje y aportes étnicos y culturales de los indígenas y españoles. Pero esta parte de Salta cuenta con una especialidad gastronómica propia: el tamal.
El manjar está relacionado, en sus orígenes, con los recursos naturales de la zona.
Esta maravilla para el paladar, desde hace un tiempo ha traspasado las fronteras de Salta. Ahora es muy común observar su promoción en Buenos Aires, pero nunca como hasta ahora.
Es que hace poco, las campeonas tamaleras Rosa Chocobar, Isabel Illescas y Gloria Aguirre estuvieron en la feria Masticar, desarrollada en el exclusivo barrio porteño de Palermo.
Allí las cocineras chicoanistas hicieron deleitar a una multitud con sus tamales de cabeza, de carne y de charqui.
No hubo porteño que no preguntara por esas delicias llamadas tamales.
Rosa Chocobar explicaba: Se hace con maíz, papas y carne, mezclada con cenizas", todo ante el asombro de la mismísima Narda Lepes, reconocida chef nacional, que observó atentamente a las tamaleras de Chicoana y luego dijo: "Son una maravilla para el paladar estos tamales salteños. Cada región tiene su impronta al momento de cocinar. Es el caso de Chicoana, en su cocina se nota la calidez y la sencillez de su gente".
"Tengo que ir a cocinar estos tamales a Salta", deslizó convencida de haber encontrado un tesoro culinario como pocas veces ocurre.
Mientras Narda hablaba ante la prensa especializada, Rosita Chocobar contaba: "El tamal es propio del norte. Bien argentino y bien sano. Somos de Chicoana, donde se hace un gran festival folclórico para homenajear este producto".
Las tres amables mujeres aparecieron por diferentes canales nacionales. Gloria habló de Chicoana e Isabel de cómo se prepara "la masa de maíz y relleno de carne, verduras y frutos envuelto en chala de choclo".
Un curioso preguntó: "¿Por qué se llama tamal?" y las mujeres le respondieron al unísono: "El término tamal proviene de tamalli que significa envuelto en keshua".
"El envoltorio facilita la cocción, para lo cual se utilizan chalas de choclo secas. La diferencia con la humita, es que se hace con choclo fresco mientras que los tamales se hacen con harina de maíz".
Un chef porteño se quedó en silencio mientras probaba un tamal y luego acotó: Qué delicia, ¿dónde queda Chicoana?

Una feria culinaria

La feria Masticar duró cuatro días y se hizo en el predio Dorrego, en pleno Palermo. El viaje y la promoción de Chicoana y su producto emblema fue parte del proyecto de promoción turística de la Municipalidad de Chicoana.
Masticar en una feria urbana que pone de relieve el valor de la gastronomía argentina. Está a cargo de la organización la Asociación de Cocineros y Empresarios Argentinos Ligados a la Gastronomía Argentina. Entre sus responsables se destaca Narda Lepes como coordinadora del evento.
El cocinero urbano se reúne con el productor rural, con el marisquero, con el maestro quesero, con el fiambrero y con el panadero en un marco único. Ellos traen lo que mejor saben hacer; esa materia prima con la que trabajan durante los 365 días del año y a la que dedican todo su empeño: frutas, verduras y productos de gran parte del territorio nacional.
En el medio, las tamaleras de Chicoana compartieron este encuentro de cuatro días en un lugar exclusivo destinado a la cocina más representativa de cada rincón del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Juanito B
Juanito B · Hace 6 meses

Me encanta los tamales quiero probar de estas señoras que fueron elegidas, diganmen sus direcciones así los visito personalmente, comento que en una oportunidad fui a la fiesta del tamal que es tradicional en Chicoana, comi de un puesto y estaba rico pero después compre como dos docenas de otro puesto para llevar a mi casa y la verdad que no me gustaron y tuve que tirarlas, que mal me decepcionaron.