El cuadro tarifario para taxis y remises aprobado recientemente por la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) genera reclamos de parte del sector. La falta de un estudio profundo y 18 puntos dentro de los gastos fijos y variables que no contempla la AMT son la base del malestar de la Asociación Taximetrista de Salta.
Para la entidad, los valores actuales ($12 pesos de bajada de bandera diurna, la ficha cada 100 metros de $1,05 y la nocturna en $13 y $1,10 respectivamente ) sigue sin absorber los costos reales de la actividad.
"Estamos en contra de la readecuación tarifaria porque sigue siendo pérdida para nosotros. Insistimos que AMT hace y aprueba lo que quiere y no tiene en cuenta las notas que le hacemos llegar con estudios de costos serios", dijo a El Tribuno el presidente de Atasa, Ramón Vaso.
Los taximetristas aseguran que la tarifa tiene que ser una sola: bajada de bandera $14 y ficha $1, 44, sin diferencia entre diurna y nocturna. Además de estar sometida a una readecuación automática con la de Buenos Aires con el 60 por ciento de lo que se cobra en esa provincia. Para ellos, la propuesta solucionaría las subas de precios que se registran constantemente en insumos y combustibles. Y, además, la única manera de equilibrar las ganancias obtenidas por Saeta y las empresas de colectivos, que, para ellos, tuvieron una readecuación tarifaria a favor del 48 por ciento.
Fuera de los gastos
Dentro de la variación de precios para la prestación del servicio de taxi y remise de AMT, no figuran cuestiones mecánicas como el embrague, arranque y alternador, radiador y batería, entre muchos otros. La cifra rondarían 17 mil pesos que no están incluidos.
"Estamos en estado de alerta y movilización. No somos partidarios de los cortes de calle porque respetamos el derecho de todos los ciudadanos pero haremos uso de las herramientas legales que existen, entre ellas los pedidos de revocatoria de mandato a aquellos funcionarios que no cumplen con sus obligaciones", aseguró Vaso.
El control del transporte ilegal y representación del sector en el directorio de AMT figuran dentro de las materias pendientes para Atasa. "Uber (sistema de transporte privado) funciona en Salta hace mucho tiempo y nadie hace nada. Nos cansamos de enviar las listas de direcciones de remiseras ilegales y nunca se actuó en consecuencia", expresó el presidente de la entidad, quien, a su vez, denunció discriminación hacia el sector por no tener representante en la Autoridad Metropolitana como la tiene Saeta o entidades como Pavicei.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora