Los mensajes fueron dejados en los buzones de varias familias. Les avisan que serán decapitados "en nombre de Alá" si no se convierten al islamismo, y agregan: "Vamos a bombardear sus cadáveres podridos".
Estas constantes amenazas ponen en vilo al mundo, y apuntan a derramar sangre por todos lados. No les importa ciudades, hospitales, niños. Nada los frena y atacan todo lo que se les cruza en el camino.
El grupo guerrillero Estado Islámico quiere copar el mundo y ahora le apunta a países poderosos y no les tiembla el pulso.
Los últimos ataques en Francia, que dejaron al menos 137 muertos y más de 300 heridos, fueron una prueba cabal de ello.
Pero en las últimos días de 2015 ocurrió algo que puede marcar una nueva modalidad del EI para sembrar el terror: la Policía sueca investiga escalofriantes mensajes dejados en los buzones de correo de las residencias de los ciudadanos de varias ciudades en los que amenazan con decapitarlos si no se convierten al islam. Además, las notas amenazantes llevan la firma de la bandera de la organización terrorista y fueron distribuidos en las ciudades más grandes de Europa. Amenazan con decapitar a los "no creyentes", a menos que se conviertan en musulmanes o paguen un impuesto religioso. "La Policía no te salvará de ser asesinado", reza el escrito, según consigna el Daily Mail.
Las cartas fueron dejadas en los buzones de varias ciudades de Suecia, Suiza, Italia, Francia, Alemania y Bélgica. El mensaje completo dice: "En el nombre de Alá, el misericordioso, lleno de gracia. Ustedes, que no son creyentes, serán decapitados dentro de tres días en su propia casa. Después, vamos a bombardear sus cadáveres podridos. Deben elegir entre estas tres opciones:
1) Convertirse al islam.
2) Pagar los impuestos jizya [religiosos] para ser protegidos.
3) O bien, ser decapitados. La Policía no los va a prevenir o a salvar de ser asesinados. (La muerte les llegará a todos ustedes)".
La prensa europea informó que las autoridades policiales están investigando las notas y las están comparando con las violentas amenazas lanzadas en anteriores ocasiones.
Las cartas fueron dejadas en los buzones de los domicilios de los suecos el último jueves 10 de diciembre, en áreas que incluyen Ronneby, Sigtuna y Västerås.
Los combatientes del Estado Islámico amenazan a Europa, y las tensiones van en aumento en Europa en los últimos tiempos debido a la afluencia de solicitantes de asilo procedentes de Siria.
Los mensajes dejados en las casas de los suecos tienen las características de la guerra psicológica escalofriante empleada por el EI en Medio Oriente. La Policía sueca aún no ha podido localizar a los responsables.
Todo Europa y el mundo está viviendo con temor y queda la sensación de que no hay esfuerzos suficientes para frenar la locura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora