Los topes a los precios de las garrafas no generarán un alivio económico a las familias salteñas. Ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Nación la resolución 19/16 de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, con la que se establecen montos máximos de referencias para los cilindros de 10, 12 y 15 kilos en todo el país.
El tope para la garrafa de 10 kilos es de 97 pesos (87,78 pesos más casi 9 pesos por el IVA). En Salta, por cierto, rige un sistema implementado por la Provincia y las empresas que ya establecía la venta a 97 pesos en las cinco plantas fraccionadoras.
Los valores que fijó la Nación para el consumidor final son solo para la comercialización en las puertas de la distribuidoras.
La resolución aclara que en el tope no "se incluye el costo por el servicio de venta a domicilio". Es decir que las familias que adquieran garrafas en comercios barriales seguirán pagando entre 150 y 180 pesos el envase de 10 kilos.
En Salta, casi el 50 por ciento de los hogares, la mayoría humildes, no está conectado a la red de gas natural.
Con la nueva disposición que se dio a conocer en medio de la espera por una definición de la Justicia sobre el tarifazo de gas, la Casa Rosada decidió continuar con el programa Hogar, conocido, como "garrafa social".
En Salta hay unos 43 mil beneficiarios que reciben de la Anses 77 pesos para poder comprar el cilindro de 10 kilos a 97 pesos. Los grupos familiares que tienen hasta cinco integrantes reciben el valor de 16 garrafas al año, mientras aquellos con más miembros perciben el monto correspondiente a 20 garrafas anuales. En los meses fríos, como julio, el subsidio es doble.
Para poder inscribirse los postulantes deben acreditar ingresos mensuales menores a tres veces el salario mínimo, vital y móvil.

El sistema en Salta
El secretario de Participación Ciudadana y Relaciones con la Comunidad de la Provincia, Horacio Sansone, indicó que en la Provincia se montó un sistema de distribución para llegar con los productos a los barrios más vulnerables de 50 municipios. En esos puntos, que se dan a conocer a través de un cronograma, la garrafa de 10 kilos se comercializa a 110 pesos. La pueden adquirir, según remarcó el funcionario, beneficiarios del programa Hogar y cualquier vecino. Desde 2010 se vendieron más de 840 mil cilindros.
El precio de 110 pesos seguirá hasta fin de año.
Con esta metodología se busca que los vecinos tengan precios más accesibles, ya que en los comercios de las barriadas el cilindro llega hasta 180 pesos.
"La resolución 19 fija precios máximos de referencia, esto es 97 pesos si se incluye el IVA, pero en la planta de las fraccionadoras, en el mostrador. Los precios máximos no incluyen el costo por el servicio de venta a domicilio. Ese es un problema muy grave", alertó el funcionario.
Sansone agregó que las empresas están habilitadas a cobrar un adicional en el caso de llevar el producto al domicilio y eso estará en función de la estructura de costos.
"Sigue sin resolverse otro problema. Hay distribuidoras que utilizan a los comercios de barrios como consumidor final y no como un eslabón dentro de la cadena de comercialización. Si vos mañana llamás por una garrafa te la pueden cobrar unos 160 o 180 pesos", manifestó.
"Por eso, en Salta tenemos un sistema con el que salimos a distribuir la garrafa en los municipios y en los barrios. Muchas provincias se ponen en contacto y nosotros les contamos lo que hacemos", destacó Sansone.
Los otros topes
Con la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial de la Nación, la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos estableció en 116,4 pesos (IVA incluido) la garrafa de 12 kilos y 145,5 pesos para la de 15 kilos.
En estos casos también se tratan de montos para la venta en las plantas y no contemplan el traslado hacia los domicilios.

Rechazo del sector empresario

Piden que se liberen los precios y que se den más subsidios a las familias humildes.
Eugenio Romero, referente en Salta de la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (Cadigas), cuestionó la resolución 19/16 de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación, que establece topes al precio de la venta de los cilindros de 10, 12 y 15 kilos.
Romero sostuvo que no se tiene en cuenta el costo del flete en el interior. "Se tiene que vender a 97 pesos la garrafa de 10 kilos en la planta de Tucumán, y a ese mismo valor en La Quiaca, por ejemplo".
Por otra parte, sostuvo que en la actualidad no hay precios diferenciales en la venta en Tartagal en comparación con un barrio salteño como Autódromo. "En el norte, teniendo en cuenta los gastos de traslado, la garrafa debería andar en 300 pesos. Pero no es la idea que la gente de escasos recursos pague más", indicó.
El pedido
Desde la Cadigas se continuará solicitando a las autoridades nacionales que se implementen cambios en las normas. "Hoy tenemos una medida injusta, que no toma en cuenta la distancia que hay en el interior", expresó Romero.
Desde el sector sostienen que la Nación debe liberar los precios y destinar más subsidios para las familias humildes.
"Con los precios fijos para todos se está beneficiando a personas que sí cuentan con recursos. A nuestra planta, en la ciudad de Salta, llegan personas en camioneta cuatro por cuatro a comprar la garrafa a 97 pesos", se quejó el dirigente empresarial.
El tarifazo
Tras el freno al tarifazo para el consumo de gas en red que impuso la Justicia Federal, aún no hay novedades sobre las nuevas facturaciones.
El jueves, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, dijo que tarde o temprano habrá que pagar el aumento de gas. El Gobierno, recordemos, fijó topes de 400 por ciento para los hogares y de 500 por ciento para las pequeñas y medianas empresas. En Salta las últimas facturas que llegaron traían dos cupones para desdoblar el pago total del consumo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


coje villeros
coje villeros · Hace 1 mes

los k nos acostumbraron a todo gratis y o muy barato...

Se está leyendo ahora