El día fue tenso y agotador. Pasadas la 1.30, se supo que los trabajadores del ingenio el Tabacal rechazaron, en asamblea, el acuerdo al que habían arribado el Sindicato del Azúcar y la empresa. De nada sirvieron las 12 horas de la negociación que se desarrolló ayer en la casa del Obispado de Orán, que en los últimos días se convirtió en la caja de resonancia del conflicto en la industria azucarera.
Esta madrugada se podían ver las caras largas de funcionarios, directivos y gremialistas luego del no de los trabajadores que estaban apostados en el ingreso al ingenio. La Policía confirmó que los obreros habían vuelto a cortar la ruta nacional 50.
Hace más de 70 días que el ingenio Tabacal no está trabajando por el conflicto con los trabajadores. Aseguran que la zafra ya está perdida.
En medio de esta reñida lucha apareció en escena el obispo de Orán, Gustavo Zanchetta, quien se convirtió en mediador de la contienda. La intervención del religioso ayudó a descomprimir el clima tenso que se vivió en los últimos días.
Embed
Los primeros en arribar ayer al edificio del Obispado fueron el presidente del Tabacal, Hugo Rossi; el director de Relaciones Institucionales, Juan Carlos Amura; el gerente de Relaciones Laborales, Jorge Smichouski y el jefe de Relaciones Laborales, Sebastián Retes. Luego lo hizo el ministro de Trabajo, Eduardo Costello, y minutos después llegaron los ministros de la Producción, Javier Monteros y de Seguridad, Carlos Oliver, además de los intendentes de Orán, Marcelo Lara Gros; de Pichanal, Julio Jalit y de Hipólito Yrigoyen, Jorge Gallardo. Los últimos en ingresar fueron el secretario general del Sindicato del Azúcar, Martín Olivera y el secretario de Actas, Claudio Colque, junto a los asesores legales, David Leiva y Enrique Wesneider.
12 horas duró la negociación que se llevó adelante entre la Iglesia, funcionarios, el ingenio y los trabajadores.
Con la presencia del obispo Zanchetta los actores expusieron sus ponencias de los puntos en discordia: la judicialización del cuarto turno que el Tabacal quiere poner en vigencia este año durante cosecha y procesamiento de la caña de azúcar, cuya etapa comienza en mayo y termina en octubre y la recuperación de los salarios caídos. A las 13 se convocó a una conferencia de prensa, en la que el principal vocero fue Zanchetta, quien destacó la voluntad de negociación de la empresa y del gremio y en ese sentido agradeció la presencia de los máximos directivos del Tabacal y de los funcionarios del Poder Ejecutivo provincial.
"Ayer esta mesa estaba incompleta y es muy bueno que hoy estemos todos juntos para encontrar una solución a este conflicto y hacer posible la paz social que todos estamos deseando", expresó el sacerdote, quien apeló al sentimiento religioso de los presentes y pidió que lo acompañaran a rezar el Padre Nuestro.
Con este momento de prédica y de reflexión el gremio y la patronal reanudaron las conversaciones con el propósito de encontrar un punto de equilibrio para destrabar el conflicto que mantenía en vilo a todo el departamento Orán. La negociación se realizó en presencia de los funcionarios del Gobierno.
A las 16 se realizó un cuarto intermedio y en el rostro de los que salieron del salón de reuniones del Obispado se advirtió una sensación de preocupación. Era evidente que no había puntos de acuerdos, que las partes se mantenían firmes en sus rígidas posturas. El más afectado por esta situación era Rossi, quien se movía por los pasillos y los jardines intercambiando opiniones con sus pares, con los funcionarios y con Zanchetta. El ministro Monteros no se despegó ni un instante de Rossi y se advertía que el funcionario trataba de convencerlo de que no desistiera de las negociaciones.

TABACAL | i_ETS270816-002F03.jpg
TABACAL | Zanchetta, COstello y Rossi. Foto: Javier Corbalán
TABACAL | Zanchetta, COstello y Rossi. Foto: Javier Corbalán

Lo propio hacía Costello con los gremialistas, que en cada paréntesis se trasladaban hasta un salón ubicado al fondo del Obispado donde elaboraban las estrategias para defender a pie juntilla sus posiciones.
Luego los paréntesis se fueron sucediendo sin solución de continuidad, lo que marcaba a las claras que se mantenía el tire y afloje. Por momentos el escenario se asemejaba a una partida de ajedrez y también a un partido de fútbol en el que los ministros Costello y Monteros trataban de cumplir al pie de la letra con las directivas del gobernador Urtubey. El primero, siguiendo de cerca los pasos de los directivos del Tabacal y el segundo, haciendo lo propio con los dirigentes del Sindicato del Azúcar.
El obispo también puso a prueba su hospitalidad permitiendo que la prensa ingresara al Obispado para seguir de cerca las negociaciones.
Fue así que se advirtió, en varios pasajes del encendido debate, que no habría acuerdo. Pasada las 19 la situación comenzó a descomprimirse. En los rostros de los actores se advirtió otro semblante.
Se escucharon las primeras risas y este ambiente comenzó a conjugarse con los primeros acordes del Festi Orán.
Para ese momento los trabajadores ya habían levantado definitivamente los cortes en la ruta nacional 50. Fue así que el ambiente empezó presentarse propicio para que el conflicto en Tabacal se destrabara y para que se cumpliera la prédica de monseñor Zanchetta: "Que el departamento Orán recupere la paz social".
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Si yo fuese director del ingenio, anuncio que este año se terminó la zafra, por imposibilidad de hacerla, y dejo a todos estos vagos sin un peso. Es lo menos que merecen.

carlos  moyano
carlos moyano · Hace 1 mes

Tabacal, cerra todo, deja a los negros piquteros en la calle como hace ya 70 dias lo estan haciendo cortando la ruta !

Diego Vazquez
Diego Vazquez · Hace 1 mes

estos vagos de la fábrica lo unico que quieren en es chupar y vivir de subsidios, sino estarían trabajando y arreglando el problema por otro lado.

ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 1 mes

HABRÁ ALGUIEN QUE TAMBIÉN PIENSE EN LOS TRABAJADORES Y NO LE PAGUEN MONEDAS PARA QUE LOS PATRONES SE HAGAN RICOS?

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 1 mes

YO INSISTO EN ESTO, LA GENTE ESTA NO TIENE INTENCIONES DE TRABAJAR, LES ENCANTA VIVIR DEL QUILOMBO Y EL SUBSIDIO, ES GENTE PROBLEMATICA, YO EMPRESARIO RAJO A LA MIERDA A TODOS Y CIERRO EL INGENIO Y A PELARSE.

Se está leyendo ahora