El plan de fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci fue quedándose sin sustento a medida que pasaban las últimas horas. Un accidente inesperado, un campo desconocido, el desgaste de 13 días y la capacidad de la policía santafesina le pusieron punto final al escape de los acusados por el triple crimen de General Rodríguez.

La Secretaria de gobierno de Cayastá, Viviana Busti dio detalles en radio Mitre sobre cómo fue el desenlace de la persecución. Dijo que "a la madrugada pasaron de largo un control y se metieron en un camino transversal. Allí tuvieron un accidente y volcaron la camioneta en la que se movían".

Según describió Busti, los hermanos Lanatta y Schillaci "tuvieron que caminar por el medio del campo y llegaron a una casa, dónde robaron otra camioneta". Pero en su escape se toparon con caminos rurales inundados por la crecida del río Paraná en esa zona de Santa Fe, y "dejaron la camioneta encajada".

Sin vehículos disponibles, los tres prófugos continuaron la huida a pie y por el medio del campo."Llegaron a un campo nuestro que está ubicado sobre la ruta 1 y pidieron agua", contó Busti. Ese fue el principio del fin para el escape que llevaban adelante los tres prófugos de la prisión de máxima seguridad de General Alvear.

La vicepresidenta comunal, Verónica Devia, manifestó que el dueño de la vivienda hizo la denuncia policial correspondiente, y eso posibilitó la captura de los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez. Los Cerrillos es un lugar conocido porque en esa zona perdió la vida el ex campeón mundial de boxeo, Carlos Monzón.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora