El juez en lo penal económico Pablo Yadarola decidió ayer el decomiso definitivo y "anticipado" del dinero que el venezolano intentó ingresar al país en 2007 y dispuso que sea destinado a fines de utilidad pública, como salud o educación.
Yadarola solicitó a la Jefatura de Gabinete de Ministros, a cargo de Marcos Peña, que establezca cuál sería el mejor destino de los 790.550 dólares secuestrados el 4 de agosto de 2007, que Antonini Wilson traía en una valija detectada por una agente aduanera en la Terminal Sur del Aeroparque Jorge Newbery. Con su medida, el magistrado pretende que el dinero incautado "pueda reparar, en alguna medida, el daño causado a la sociedad con motivo del suceso objeto de pesquisa", indicó el Centro de Información Judicial. Wilson había llegado a la Argentina en el vuelo de la aeronave de la empresa Royal Class número 5113S, rentado para regresar de Maiquetía, Venezuela, por la empresa estatal Enarsa.
Además de Antonini, viajaban en la nave Claudio Uberti, por entonces a cargo del Organo de Conceciones Viales (Occovi), su secretaria, Victoria Bereziuk; los hijos del titular de la petrolera venezolana, Diego Uzcátegui Matheus y Daniel Uzcátegui Specht, y la mano derecha del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, José María Olazagasti. Wilson, evaluó el juez, omitió realizar la declaración aduanera sobre los dólares que ingresaba al país. El decomiso definitivo y anticipado fue pedido por la fiscal María Rivas Diez, quien destacó que, luego de nueve años, "ninguno de los imputados en la causa reconoció ser propietario de la suma en cuestión y nadie reclamó la devolución del 50% del monto secuestrado". En la causa se había dictado la "falta de mérito" del exfuncionario Claudio Uberti y sobreseimientos a Diego Uzcátegui Matheus y Daniel Uzcátegui Specht, pero meses atrás la Corte Suprema de la Nación revocó esas resoluciones y mandó profundizar la pesquisa, en manos del juez federal Sebastián Casanello. En la resolución, el magistrado mencionó también el artículo del Código, que prevé que "en operaciones de lavado de activos, serán decomisados de modo definitivo, sin necesidad de condena penal", cuando se compruebe la ilicitud del origen o del hecho material al que estuvieren vinculados y el imputado no pudiere ser enjuiciado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia