El barrio San Nicolás tiene 20 años y ahora, más que nunca, los vecinos de esta zona se sienten olvidados y abandonados por el Estado. La gota que colmó el vaso fue lo que ellos señalan la "improvisada" instalación del nuevo loteo Parque La Vega. Aseguran que esto les quitará calidad de vida y afectará los servicios del barrio.
San Nicolás está ubicado en la zona sur. Tiene siete manzanas y allí viven más de 600 personas. Se trata de un barrio que surgió de una iniciativa privada, ya que las casas no fueron construidas por el IPV.
El pasado 5 de febrero el Gobierno de la Provincia realizó la conflictiva entrega de los más de 800 terrenos del loteo Parque La Vega. Estas tierras fueron expropiadas en 2012. Más allá del serio conflicto que se desató por las irregularidades en la adjudicación de estas tierras, el mayor problema se da porque los nuevos habitantes de la zona no tienen ningún servicio. En el lugar no hay agua, luz, cloacas y mucho menos gas. Las condiciones de vida son extremas y esto generó un serio perjuicio a los vecinos de los alrededores.
Pasaron tres semanas desde que llegó la gente al loteo y los problemas en San Nicolás comenzaron. Ante la falta de agua en la nueva urbanización, realizaron una conexión clandestina, por lo que en un sector de San Nicolás bajó la presión y en muchas casas el agua no tiene fuerza para subir a los tanques.
El tema es que con la conexión clandestina no solo hay poca presión de agua, sino que rompieron la calle, la clausuraron y el colectivo dejó de pasar por esta zona, por lo que cuando empiecen las clases será muy perjudicial para los vecinos de San Nicolás.
"No estamos en contra de que ellos tengan un lugar donde vivir, pero tampoco nos gusta que los hayan mandado a vivir en las condiciones en las que están ahora, que nos termina perjudicando a nosotros", señalaron las personas que viven en San Nicolás.
Los vecinos juntaron firmas y presentaron notas a ministros distintos organismos provinciales, como los ministerios de Salud, Seguridad y Justicia y Derechos Humanos. También hubo presentaciones al jefe de Policía, Marcelo Lami, y al intendente Gustavo Sáenz.
Ellos consideran que están abandonados, ya que hay un expediente en la Intendencia para que se terminen de pavimentar las cinco cuadras que quedan en el barrio. Además, reclaman que los espacios verdes están abandonados y que en los últimos días la gente del loteo, por la necesidad que tienen, los utiliza como baño.

"Aberración inmobiliaria"

"San Nicolás está a 10 minutos del aeropuerto, a 10 del centro, a 3 del estadio Martearena y el Centro de Convenciones. Es un barrio consolidado y ahora nos ponen un loteo sin servicios y precario que perjudica el precio de nuestras casas", señalaron los vecinos de esta zona.
Ellos señalan que detrás del loteo Parque La Vega hay un oscuro negocio inmobiliario. Al tiempo que señalaron que con ellos se cometió una "aberración inmobiliaria", porque ahora sus propiedades disminuyeron de precio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora