Ardor en los ojos, humo, problemas respiratorios, dolor de cabeza, son algunos de los innumerables problemas que aquejan los vecinos residentes en zona sur de la ciudad termal. La falta de lluvias y las altas temperaturas registradas en los últimos días acrecentó la emanación de gases tóxicos provenientes del basural y la paciencia de la gente se acaba.
En diálogo con El Tribuno, vecinos afectados por la humareda de todos los días, indicaron que la situación no da para más y necesitan que alguien les de una respuesta al problema.
Ernesto Paz, vecino del barrio Gûemes, expresó: "El problema es bastante complejo. No sé hasta cuándo tendremos que sufrir esto. Los gases que circulan por el aire son altamente tóxicos y traen consecuencias graves a largo plazo. Durante el día no tenemos problemas, sin embargo, cuando llega la noche tenemos que correr a cerrar las ventanas porque no se aguanta el humo. Sé de vecinos que se reunieron con el intendente Gustavo Solís y algunos concejales para dialogar sobre el tema". Acotó: "Si bien los bomberos acuden al basural, al otro día queman de nuevo".
María Domínguez, vecina del barrio Santa Teresita, dijo: "No podemos salir ni al fondo de la casa. El olor a humo es cosa de todos los días. Mis nietos no pueden jugar y ni pensar en tender la ropa afuera. Así no se puede vivir".
Otra vecina del mismo barrio, Sonia Marti, hizo alusión a los graves problemas de salud que atraviesa su familia: " Es de terror el daño que está ocasionando el humo. Tuve que hacerle un tratamiento con broncodilatadores a mi hijo ya que se ahoga y le cuesta respirar". El humo del basural no solo agita el descontento entre los vecinos de los barrios más cercanos al basural, sino también del casco céntrico. Las denuncias en las redes de los que viven en el centro, son moneda corriente.
Al ser consultado sobre el tema en una emisora local, el intendente dijo que no es una tarea fácil de resolver a corto plazo, ya que es una problemática que se viene manifestando desde la gestión anterior. Sin embargo, aseguró que se están realizando tareas de prevención y concientización.

Posibles afecciones

Los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las consecuencias que puede provocar la exposición de personas al humo de basura, indican que entre las más frecuentes se encuentran las afecciones respiratorias y de la piel. Se debe tener cuidado del humo que es producido por basura, plastico y gomas, que son materiales tóxicos. Estos elementos producen el depósito de monóxido de carbono en los pulmones y consumen el oxígeno del lugar. Las consecuencias pueden ser bronquitis, enfermedades en la piel, pulmonares crónicas y hasta cardiovasculares

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora