El accionar preventivo de la policía en La Merced se complica por la falta de móviles.
La comisaría 105 cuenta con una camioneta en reparación y un automóvil VW Gol "al que muchas veces tienen que empujar", según cuentan los vecinos. A los numerosos barrios de la localidad se suma un amplio sector rural que, en los últimos días, fue azotado por el accionar de la delincuencia. Sin ir más lejos, el último sábado un grupo armado irrumpió en una finca del paraje Las Pircas, zona sudoeste del pueblo, desde cuya vivienda sustrajeron $55.000 en efectivo luego de reducir al cuidador, una persona de edad avanzada, al que maniataron y amenazaron.
También, en una finca de la zona este de la localidad, del paraje El Huayco, hace pocos días irrumpió un grupo de malvivientes que se llevó un importante botín de una sala ubicada a la vera de la ruta provincial 21 (camino a San Agustín), propiedad de un poderoso tabacalero de la zona.
Si bien desde Seguridad sostienen que La Merced forma parte de todo un sector del Valle de Lerma identificado como 81, sobre el que todas las dependencias policiales actúan en forma coordinada para maximizar los recursos, lo cierto es que en materia de prevención, es decir en los patrullajes cotidianos, en el día a día la ausencia de herramientas locales se hace sentir.
"En los últimos tiempos se realizó la entrega de patrulleros a localidades vecinas. No perdemos la esperanza de que lleguen aquí también. Aunque sea que nos manden algún móvil usado, pero que ayude a la policía a trabajar en tareas de prevención", dijeron fuentes que pidieron reserva.
De la comisaría 105 dependen los destacamentos de San Agustín y de barrio 25 de Mayo. La Merced se encuentra operacionalmente bajo la órbita del sector que incluye a Cerrillos, San Agustín y Los Alamos. Ante un ilícito en esos lugares, actúan móviles de todas las dependencias de la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora