El miércoles, vecinos de los barrios San Roque, El Cruce y Los Olivos, de Güemes, mantuvieron una reunión con policías a fin de pedir una solución al problema de inseguridad por el cual están atravesando.
Robos, agresiones y hasta personas heridas con armas blancas fueron el detonante que movilizó a la gente para solicitar la presencia policial y exigir una urgente solución.
La reunión se llevó a cabo en las instalaciones del club Talleres y contó con la presencia del comisario Paulino Flores.
"A mi padre le robaron 16 veces; en una oportunidad le pegaron tanto que casi lo matan; él ya no quiere vivir en San Roque y yo tengo el temor de que algún día lo maten. Vivo con un miedo que solo el que lo padece puede comprender", expresó Mercedes Tolaba.
Testimonios como éste se multiplicaron, ya que al menos el 60% de las familias presentes fueron víctimas de delincuentes que, sin importar la hora del día, ingresan a los domicilios con fines de robo.
Un incremento inmediato en la cantidad de efectivos policiales en las calles, mayor frecuencia en los recorridos de los móviles del 911 y el despeje de las calles de aquellas personas que resulten con actitudes sospechosas, fueron solo algunos de los pedidos de los vecinos.
"Todos sabemos quiénes son los que roban para comparar drogas; también sabemos que muchos de ellos fueron detenidos en más de una oportunidad, pero en segundos están nuevamente en libertad. Eso es algo que debe cambiar", manifestó Rubén Castillo.
Los reclamos tardaron poco en recaer contra aquellos que están a cargo de impartir justicia como la Fiscalía local y la Secretaría de Seguridad.
La pregunta, tantas veces realizada, sobre los motivos por los cuales nadie queda detenido a pesar de las incuestionables pruebas, resonó una vez más acompañada de otros interrogantes como la confianza hacia el personal policial.
"No estamos en contra de la policía pero queremos un mayor compromiso y la mediación de las autoridades locales para contar con la visita de autoridades provinciales. Ellos deben escuchar nuestras quejas y nosotros las correspondientes respuestas", coincidieron varios vecinos.
Durante la sesión ordinaria del miércoles, los representantes barriales se hicieron presentes en el Concejo Deliberante para exponer el problema.
Varias personas contaron sus lamentables experiencias y solicitaron al cuerpo un compromiso de acompañamiento.
"Por cierto que vamos a acompañarlos, porque nadie está exento de ser víctima de la inseguridad. Nuestro aporte puede ser de gestión, porque no podemos disponer del personal policial. En ese sentido, tenemos un alcance limitado, pero toda mediación que esté a nuestro alcance la vamos a realizar", expresó el concejal Rubén Sosa. Según los vecinos, las reuniones van a continuar para ver qué avances se consiguen en el tema inseguridad.
Sobre la reunión con vecinos de algunos barrios de la Banda Oeste, el comisario Paulino Flores expresó: "Estas reuniones son importantes, porque los vecinos pueden aportar buenas ideas. Todos fueron escuchados con atención incluyendo las críticas, porque eso nos permite mejorar. Vamos s continuar con las reuniones y esperamos que todos participen, que no se queden en sus casa. Debemos aprender a involucrarnos para buscar las soluciones entre todos", manifestó Flores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora