En Rosario de la Frontera, enseñarán a los vecinos a clasificar los residuos urbanos para disminuir la cantidad de basura que se produce en la zona. Las actividades se desarrollarán en el marco del programa Mi Pueblo, en el que los vecinos en general y los propietarios de comercios y de empresas, serán los protagonistas.
Se trata de un trabajo articulado entre Nación y municipio. Se buscará que los comerciantes locales reduzcan la cantidad de desechos que eliminan mediante la previa clasificación de los residuos y la separación de los materiales reciclables de los desechos de otra índole.
El objetivo final es reducir al máximo los problemas que se generan por la disposición irresponsable de los residuos urbanos.
Mi Pueblo es un programa destinado a comunidades del interior con problemas de desarrollo de infraestructura y servicios y se realiza a través de la articulación de trabajo entre el municipio y la Subsecretaría de Asuntos Municipales dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

"Una de las metas del programa comunitario para el manejo de desechos es reducir con el tiempo la cantidad de basura, ayudando a la gente en primer lugar para que utilice menos material del tipo que luego se convierte en basura", explicaron desde la comuna rosarina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora