En la comunidad 15 Viviendas de Los Blancos, en Rivadavia Banda Norte, conviven 25 familias de la etnia wichi con grandes necesidades nunca satisfechas por la eterna y resignadapobreza, y por la distancia que separa a estos grupos indígenas de las grandes urbes, restándoles oportunidades y posibilidades de acceso a servicios. Leonardo Saravia es el cacique de 15 Viviendas y llegó hasta la Redacción deEl Tribunopara dar un mensaje a sus hermanos wichi y pedirles apoyo en las próximas elecciones del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), que se realizarán el 3 de diciembre. Leonardo quiere ser uno de los 9 vocales que conforman el consejo, en representación de esta etnia en la provincia. Cada una de las 9 etnias que viven en el territorio salteño: Wichi, Diaguita Calchaquí, Chané, Chorote, Chulupí, Kolla, Tapiete, Guaraní y Toba, elegirán su vocal.

¿Qué propone a los wichi para que lo apoyen?
Quiero mejorar la calidad de vida de mi gente, no solo del lugar donde vivo, en Rivadavia, sino de toda la provincia. Los wichi conforman la etnia mayoritaria en Salta y están en la pobreza, no hay wichi que no pase necesidades hoy. Mis hermanos viven indefensos frente a todo, son débiles y pobres. Necesitan alguien dispuesto a luchar por sus intereses con respecto a la regularización de las tierras, alguien que pelee por el acceso al agua potable y a los servicios básicos como vivienda y salud. Esa persona soy yo, pero necesito el apoyo de todos para luchar por el acceso a una mejor calidad de vida.

Usted es cacique, ¿cómo ha contribuido con su comunidad?
Como jefe he trabajado mucho para lograr las 15 viviendas que dan nombre a mi comunidad que tiene agua, una escuela, pero le falta mucho todavía para mejorar. Necesito tener más acceso y eso se logra desde el IPPIS.
¿Cuáles son los principales problemas que distingue?
Hay mucha desnutrición por la pobreza y la falta de diálogo directo y honesto con las autoridades del Gobierno. También hay mucho alcoholismo y violencia de género. Antes no existía tanta situación de violencia, los hombres las golpean a las mujeres generalmente cuando están borrachos. Pero en la cultura wichi, la mujer cumple un rol muy importante, como madre y artesana, que casi no respetan.
¿La droga ha entrado a las comunidades?
En Rivadavia no tanto, aunque va entrando despacio, pero en otras zonas de la provincia los hermanos wichi están muy alarmados por la drogadicción de los hijos que consumen distintas sustancias. Ese es otro tema difícil de resolver sin diálogo y trabajo mancomunado con el Gobierno y las Fuerzas de Seguridad.
¿Cuál sería su mensaje?
Les pido que me apoyen en las elecciones del 3 de diciembre. Votarán solo los congresales y los wichi tienen 12 miembros por Rivadavia Ban da Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...