Las producciones de las áreas de Ramos, Acambuco y Aguarage cayeron de 20,5 millones de metros cúbicos diarios en 2005 a 7,3 millones este año.
Según los últimos registros publicados por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), la producción de Acambuco (Pan American Energy) retrocedió en febrero último a 3.486.000 metros cúbicos diarios. Por su parte, el yacimiento Ramos (Pluspetrol) aportó 1.934.000 metros cúbicos. A su vez, el bloque de Aguarage entregó 2.036.000 metros cúbicos diario.
Los nuevos valores de la producción representan solo un 35% de los volúmenes que esos mismos yacimientos entregaban hace diez años a la refinería de Campo Durán.
Con el precio del gas congelado en los pozos argentinos desde 2002, la exploración gasífera se desplazó hacia el sur boliviano, donde las petroleras, que operaban yacimientos a uno y otro lado de la frontera, obtenían precios muchos más altos por el mismo gas.
En los pozos salteños obtenían 2,50 dólares por cada millón de BTU, mientras que desde Tarija llegaron a facturar más de 10 dólares.
Los yacimientos del norte hoy producen 7,3 milllones de metros cúbicos mientras que en 2005 se registraron 20,5 millones.
Sin exploración, la producción gasífera del país entró en picada y los yacimientos de San Martín sufrieron el mayor derrumbe.
Con la reciente habilitación de la planta de tratamiento del Gran Chaco, Bolivia comenzó a extraer los gases licuables en Tarija y sus envíos a Salta se reducen, gradualmente, a gas seco. Con solo 7 millones de metros cúbicos diarios aportados por los yacimientos norteños, el complejo de Aguaray depende fundamentalmente del gas boliviano para mantener sus sistemas operables. Por estos días, deberían ingresar del vecino país 19 millones de metros cúbicos, pero Tarija no alcanzó los volúmenes de producción proyectados para abastecer a Brasil y Argentina. Lejos del piso contratado para 2016, solo llegan a Salta 16 millones de metros cúbicos y con los gases licuables parcialmente separados en Tarija.
En las actuales condiciones, la refinería de Campo Durán no puede mantener en pie sus procesos y entró en un proceso de achique de personal que tiene en estado de alerta a los gremios del sector. Los conflictos también se extienden a los yacimientos, donde se reclaman programas de exploración que reactiven el empleo caído en las empresas de servicios ligadas a la actividad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


olimpo bahia blanca
olimpo bahia blanca · Hace 6 meses

buenas politicas de devido con los kakas peronchos al frente del pais

Re KennethU
Re KennethU · Hace 6 meses

Los yacimientos bolivianos chupan del mismo petróleo y gas que chupaban los yacimientos argentinos. Gran negocio para los bolivianos el abandono de la Argentina. Evo debe estar diciendo continuamente "gracias Cristina".

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 6 meses

EN SALTA, TODO "TOCA FONDO"


Se está leyendo ahora