La continuidad del contrato con Agrotécnica Fueguina Sacif constituye un tema sobre el que no existen certezas. Lo único que se sabe es que el 6 de octubre próximo vence el convenio de seis años con posibilidad a prórroga de otros cuatro. La voluntad del Ejecutivo municipal de tener resuelta la situación a mitad del 2016 se hizo evidente en más de una oportunidad.
El costo de los servicios de limpieza y recolección de residuos que presta la empresa es de casi un millón de pesos diario y los cuestionamientos están presentes desde hace varias semanas.
La posibilidad de un nuevo llamado a licitación no se descartó por parte de los funcionarios municipales. Mientras que los concejales marcaron postura al afirmar que debe existir una unificación en la norma que regula la higiene ambiental de la ciudad y garantías de que no haya sobreprecio.
La inflación y el alto costo de la mano de obra fueron algunos de los aspectos sobre los que Lucía Barcia, directora general de Agrotécnica Fueguina, habló con El Tribuno para explicar la postura de la empresa.

¿Qué posición tiene la empresa frente a la polémica que se instauró por la continuidad del contrato?
La empresa tiene 35 años. Siempre hemos pasado cambios de actores políticos porque, de hecho, los mandatos de los intendentes no siempre coinciden con los contratos. En lugares como Río Grande (Tierra del Fuego) estamos por ejemplo desde hace 30 años renovando los convenios y, en el caso de Salta, la postura de la empresa es que vamos a aceptar la prórroga si así nos lo propone la Municipalidad. Si llama a licitación, nos volveremos a presentar.

Lo que más se cuestiona es el monto del contrato y la posibilidad de un sobreprecio...
Es un contrato grande pero porque la ciudad es grande y tiene todos los servicios, no sólo la recolección de residuos, sino mantenimiento de canales, barrido manual y mecánico, imbornales, relleno sanitario, planta de gas, lavado de las peatonales y el mantenimiento de algunos espacios, además del programa "Separemos Juntos". Este contrato tiene (de manera mensual) más de dos millones de pesos de combustible: son más de 100 mil litros. Además existe una mano de obra de 650 personas.

¿Salta es la ciudad más grande que cubre la empresa o es la que ofrece mayores ingresos?
Es la ciudad más grande pero no es la que mayor ingreso le da a la empresa. En otras tenemos una rentabilidad superior. No solo trabajamos en Salta. Lo hacemos en Ushuaia, Río Grande (Ushuaia) Campana, Lincoln y Zárate (Buenos Aires). Son todas ciudades mucho más pequeñas. Por ejemplo, en Ushuaia se cobran nueve millones de pesos y la ciudad tiene ochenta mil habitantes.

En La Paz (Bolivia) se pagan 100 millones de pesos anuales por el servicio y no casi 30 mensuales como en Salta...
Claro, eso es cierto pero en La Paz la gente está casi esclavizada. Lo mismo sucede en Paraguay e inclusive en Brasil, donde la gente gana la quinta parte de lo que ganan los empleados del sector en Argentina. Aquí el tema que maneja el precio es el costo de la mano de obra porque son servicios de mano de obra intensiva.
Si uno habla de 30 millones, siete millones y medio son, por ejemplo, en distintos impuestos. Hablando de sueldos, cargas sociales, ART más todos los gastos estamos alrededor de 17 millones de pesos.

¿En el caso de continuar con el servicio, analizaron de cuanto será el nuevo contrato?
Todavía no hemos sacado eso. Hay un dato que es importante y que también hay que tener en cuenta: este mes la inflación será cercana al 8%. Desde octubre hasta ahora no hay índices, o sea que hay un montón de elementos que no tienen precio. Debemos esperar que se tranquilice un poco la coyuntura con el cambio de gobierno, la devaluación y todas las turbulencias económicas que hemos tenido en el país. En la actualidad no hay precios prácticamente de nada, entonces uno no puede analizar pero sí puede averiguar las licitaciones que se realizaron y cuáles son los presupuestos.

El año pasado dijeron que el aumento de los costos fue del 20%...
En este momento tenemos un precio de agosto pasado. Como dije antes, desde octubre para aquí no hay índices, solamente tenemos dos aumentos de sueldos, uno que pagamos con los haberes de noviembre y otro con los de marzo. Sabemos de la suba del combustible porque todas las personas que van a cargar a un surtidor no necesitan que nadie les diga lo que aumentó. Esa misma relación se da con los repuestos, neumáticos, ropa de trabajo y todos los insumos que son directos.

¿Qué incremento implicaría un nuevo contrato?
No puedo dar porcentajes en estos momentos porque habría que hacer un análisis crítico. Una cosa es un contrato que sigue con el costo y se hace una prórroga y otra cosa es llamar a una licitación nueva porque la licitación tiene un montón de costos adicionales fuertes y que, en estos momentos, tendría que evaluar primero la Municipalidad para sacar su presupuesto. Ni siquiera se puede hablar de un 20, 15 o 50 por ciento.

¿Los vehículos son parte de esas cosas?
Hay un montón de cosas. Los camiones suben todos los días y, por ejemplo, para una licitación nueva hay que poner todos los camiones nuevos. Todos los equipos nuevos, arriba de dos millones de pesos cada uno...

¿Mantuvieron alguna reunión con el municipio con respecto a este tema?
No, no. De esto, puntualmente, no. Sí con respecto al servicio de la ciudad pero no hemos hablado todavía ni de prórrogas ni de conceptos contractuales. Me imagino que el municipio está haciendo todavía sus evaluaciones para convocarnos a conversar.

¿Contemplan la posibilidad de que no se queden con el servicio y que sea otra la empresa encargada?
Siempre lo hemos contemplado. La primera vez que fuimos a Salta competimos con doce empresas. En la segunda licitación pública, en 2009, estuvimos solos. En todos los lugares donde estamos siempre se presenta una licitación y está la probabilidad de ganar o perder.

¿Están en condiciones para participar de una licitación nacional? Algunos concejales manejaron esa posibilidad...
Por supuesto. Estamos en condiciones de presentarnos en una licitación nacional como habitualmente lo hacemos, no tenemos ninguna contratación directa.

¿A fin de ganar una posible licitación estarían dispuestos a bajar el precio del contrato?
El precio que está ahora no se puede adecuar porque adecuarlo significaría pensar que la empresa está por encima de una ganancia razonable y no es así. Está prácticamente en equilibrio ahora con este precio y, ya con los últimos aumentos, un poquito abajo.
Esto es una relación de costo- servicio. Del costo actual no se puede bajar porque es el servicio que está y vale eso.
Es más, el monto del que estaríamos hablando si se ajustara por índices reales, por decirlo de alguna forma, estaría en 40 millones de pesos mensuales. Nosotros nos manejamos con una polinómica y entendemos la situación del municipio, que tiene que hacerse cargo de un servicio caro.

¿Estarían dispuestos a sólo dedicarse a la recolección de residuos?
La licitación es la que enumera los servicios y depende del formato que le den. En este momento la licitación que tenemos nosotros incluye todos los servicios. Uno no se puede presentar a uno sí y a otro no.
La convocatoria es de la Municipalidad. De lo que sí estoy segura, y lo puedo afirmar porque manejo todos los precios de las otras empresas que prestan servicios en el país, es que nadie puede brindar el servicio de barrido por una empresa particular por menos precio del que estamos brindando nosotros.
En el barrido el costo es la mano de obra, más algunos gastos como ropa y bolsitas. Ni combustible ni lubricantes, es decir no hay ningún gasto que pudiera alguien abaratar salvo que no les pague a los empleados el sueldo que les corresponde por la escala salarial del convenio 4089 de camioneros.

¿Por qué cree que surgen los cuestionamientos?
La mayor parte de las empresas tradicionales del país tenemos el mismo problema y es que para el municipio es mucho y para lo costos es poco.
Es una realidad objetiva. Para la gente el monto es muchísimo, pero cuando empezamos a sumar todos los integrativos, donde se han disparado los insumos y los costos, el número no cierra.

¿Qué opina sobre la actitud de algunos concejales?
Cuando uno está prestando un servicio adquirido por licitación pública existe un integrativo de costos detallado.
Es una información que tienen los concejales, el Poder Ejecutivo municipal... lo tienen todos.
De ahí es cuando se puede hacer un control y decir: "Bueno, a ver... me voy al mercado, averiguo los precios, los comparo y me fijo".

¿Existe molestia por parte de la empresa?
No estamos molestos. Entendemos la situación de cada nuevo intendente. Nosotros pasamos muchos intendentes en Salta.
La obligación de cada actor político es responderle a la gente por lo que prometió y tendrán que hacer los análisis que consideren convenientes.

¿Piensan en alguna propuesta de nuevo servicio?
No vamos a hacer ninguna propuesta hasta que el municipio no nos convoque con una licitación. Allí será el momento en el que se establezca o una orden de servicio o una ampliación de servicio. Es decir, nosotros no podemos proponerle al municipio. La iniciativa siempre es del Ejecutivo.

¿Son optimistas sobre el futuro de Agrotécnica Fueguina en Salta?
Sabemos que trabajamos bien. Es una empresa familiar de más de 30 años. Nos hemos instalado en Salta y, sobre todo, agradecemos el compromiso y apoyo que nos da la gente con su comportamiento. Tenemos realizados estudios antropológicos y la gente apoyó todas las políticas activas que se establecieron desde la empresa. Somos optimistas, siempre nos presentamos confiados en todos lados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


delfin llanos
delfin llanos · Hace 7 meses

Es ridículo cuestionar un ajuste en el monto del contrato, vamos a ver las incidencias que justifican el ajuste, devaluación del 60%, aumentos de impuestos, aumento de combustibles, de repuestos, de servicios mecánicos, de las prestadoras de servicios de salud, todo aumenta, o alguien quiere mayor participación? Claro no debe pertenecer al circulo rojo, para ellos no hay limite en los ajustes.

Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 7 meses

Vivo en el Ba. Ferroviario y en esta zona, la recolección es excelente. Luego de llevar a cabo ciertas reconsideraciones económicas y técnicas, se debiera avanzar en una ampliación del servicio. Digo económicas porque, nadie ignora el actual valor de todos los insumos y la mano de obra. Todo ello en un marco de una transparente ecuanimidad. Y reconsiderar el efecivo tratamiento de la basura en las trincheras de San Javier, con la ineludible premisa de cuidar el medio ambiente y el control de las aguas afluentes al Río Arenales. También, algo que no es jurisdicción de Agroténica: los basurales en las márgenes de los ríos y el derrame de agrotóxicos en el Valle de Lerma. El Cabra Corral, quienes lo visitamos y sus peces: íntimamente agradecidos.


Se está leyendo ahora