Con un reciente recital de músicos independientes juntos en un mismo escenario, este sector de la música local gana su espacio a base de la suma de esfuerzos individuales y conjuntos.
Lucía Díaz de Vivar es una de esas voces que, a veces más a veces menos, es parte de la cartelera alternativa musical de Salta, quien cuenta cómo es gestionarse a uno mismo.
¿Tocaste mucho este año?
En 2016 no tanto. Si uno toca muy seguido, te consume mucho porque hay que estar en todos los detalles y se va la energía destinada para la música. Los músicos independientes tenemos un trabajo muy cuidado de escenario aunque también es cierto que no estamos en todos lados porque es difícil encontrar. Pero los lugares para cantar se van generando siempre de alguna manera. Para la música de autor, en los bares así como te cierran puertas, en otras te abren. Y oyentes hay. Hay mucho público que quiere escuchar música nueva.
Se ve cada vez más producción propia de los músicos, ¿eso cuesta?
Apuntamos al trabajo cuidado, pero hay que movilizarse. No es hacer canciones y listo. Estamos siempre tratando de cuidar el sonido, la música, lo visual... Hacer algo con detalle.
Cuando uno apuesta a la música original sabe que es un trabajo de hormiga y de largo plazo. En mi caso mucha gente se acerca, los medios te abren las puertas y están las redes sociales. Estas ayudan y les debo un gran porcentaje de mi carrera. No solo por generar conexión con el público sino también entre músicos.
¿Se puede vivir de ello?
La gente te va escuchando pero hay que tener paciencia. Tampoco hay que estancarse y quedarse en lo mismo. Es atenerse a las consecuencias de que guste o no guste. Si uno busca todo el tiempo la seguridad, es válido, pero hay que apostar por algo e ir generando más.
Vivir inmediatamente de la música es difícil, pero no imposible. Vi un video de alguien que le fue bien recaudando fondos de los oyentes y contó que lo bueno de esta generación de músicos es que quieren vivir de la música sin perseguir el éxito. Además, es importante el contacto directo con la gente que te escucha. Ir a un lugar, vender tu CD, hablar con el público. Eso da mucho fruto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora