Los trabajadores que participaban de este movimiento, decidieron dejar sin efecto la toma de la sede de la UTA y se entregaron pacíficamente.
Más de doce horas duró la toma de la sede de la UTA, que finalmente tuvo 36 afiliados involucrados que se mantuvieron dentro del establecimiento a modo de protesta contra el Secretario General, Jorge Flores.
Cerca de las 19.30, cuando la policía se disponía a desalojarlos, los trabajadores de UTA desactivaron la protesta de manera pacífica, sin que haya personas heridas, más allá del momento de incertidumbre que se vivió en la sede de calle San Luis.
Si bien al principio se decía que eran más de 100 sindicalistas los que se encontraban dentro de la sede, finalmente el subjefe de la Policía de Salta, Gerardo Aberaztain, confirmó que eran 36.
Los mismos fueron demorados y trasladados en cuatro patrulleros rumbo a la Fiscalía Nº6, a cargo del juez federal Miguel Medina, quien realizará la indagatoria a los sindicalistas acusados de secuestro extorsivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...