¿Cuales son líneas de trabajo a las que se abocará el ministerio?
Hemos empezado a trabajar fuertemente en reforzar todo lo que hace a pueblos originarios; la idea es profundizar las tareas que se vienen haciendo. En la provincia tenemos más de 400 comunidades y más de 10 pueblos, con sus propias costumbres y sus propias lenguas.
A la antigua Subsecrearía de Pueblos Originarios se la llevó al nivel de secretaría, con dos subsecretarías, la de Regularización Territorial y Registro de Comunidades y la de Afirmación de los Derechos Indígenas. Sirven para acomodar todo el trabajo que se venía haciendo en forma aislada en cuanto a regularización de las tierras, y el otro es generar nuevos mecanismos de acceso a la tierra, siempre teniendo en cuenta las consultas a los propios pueblos originarios.
Los lotes 14 y el 55 son reclamos históricos. Hace pocos días, por otra parte, hubo conflictos legales en la zona de Anta que vinculaban a abogados relacionados con el diputado Pedro Sandez. Teniendo en cuenta que la regulación dominial será un eje central de la cartera, ¿bajo qué criterios se va a delimitar la propiedad de la tierra?
Debemos hacer una distinción, en los exlotes 55 y 14 hay proceso diferenciado de lo que sucede en el resto de la provincia. Allí el reclamo de las tierras es de más de 55 comunidades y también hay una población criolla en el lugar, por eso ya en 2014, mediante un decreto, se adjudicó 400.000 hectáreas a las comunidades indígenas y 243.000 restantes a las familias criollas; ahí el gran problema es la superposición de una determinada superficie que los originarios demandan y que está ocupada por las familias criollas. Lo que buscamos es que los criollos, voluntariamente, se desplacen hacia sectores que están deshabitados y no entran en la demanda de los originarios.
En el resto de la provincia trabajamos con el programa de regularización de la ley nacional 26.160.
Al momento de regularizar las tierras entran en juego muchos actores, que a veces presentan intereses antagónicos, el ministerio ¿a quién va a priorizar?
Vamos a reconocer y garantizar los derechos de los pueblos originarios, siempre también viendo si sus reclamos corresponden o no corresponden, si se trata de tierras privadas o del Estado. En este último caso les queremos reconocer la posesión en la forma de propiedad comunitaria, con todas las características que implica ese tipo de propiedad. Cuando los reclamos son sobre territorios registrados por particulares, realizaremos diagnósticos técnicos, jurídicos y catastrales, para acordar con los propietarios para ceder parte de sus terrenos si acaso se comprueba el derecho ancestral de las comunidades.
Queremos comprometer a los empresarios a que de alguna manera también articulen con las comunidades, les ayuden con el desarrollo productivo y la inclusión social. Es fundamental lograr que tanto el Estado como los particulares puedan comprender lo que son las costumbres de las comunidades, debemos incluirlos pero respetando sus idiosincrasia y sus costumbres.
¿Van a incrementar los maestros, enfermeros y médicos bilinges?
Con los ministros de Educación y de Primera Infancia vamos a revisar la matrícula de auxiliares bilinges, creo que corresponde una redistribución. Estuvimos reunidos con el padre Martín, de la Misión San Francisco de Pichanal, y él nos pedía que nombremos auxiliares para que no se pierda la lengua y se integre a los chicos ava-guaraní.
¿Y a nivel sanitario?
Tuvimos una reunión con el ministro de Salud y de Primera Infancia, la idea es establecer un refuerzo estival para esta época de lluvia. Vamos a tener más de 30 escuelas abiertas en el departamento Rivadavia, para que los chicos que concurren sigan pudiendo alimentarse en el comedor de los establecimientos. Además, generalmente las entidades educativas tienen pozos con agua potable, que es un elemento vital para las comunidades. Articularemos también con Primera Infancia y Salud para poner a disposición un equipo de atención ambulatoria que estará en la zona durante toda la época de lluvias, hasta abril del año que viene.
Los casos de desnutrición infantil en las comunidades originarias y en las organizaciones comunitarias han sido un problema irresuelto para los gobiernos de Urtubey. Con todas estas articulaciones interministeriales, y con la creación de esta cartera, ¿se puede garantizar que ya no va a haber muertes por desnutrición?
Lo que se puede garantizar es que vamos a aunar los esfuerzos de todas las herramientas que tenemos para evitar las muertes. Nuestro gobernador lo dijo: Salta la linda falta que sea Salta la justa, por eso queremos trabajar fuertemente para disminuir la desnutrición infantil. Garantizamos el trabajo en la zona y prevenir, en esta época de lluvias, los problemas recurrentes de las comunidades.
Hace algunos días fue arrestado, acusado de trata laboral, y luego liberado el referente originario Dino Salas. Se reunió con él luego de eso, ¿qué opinión le merece el caso?
Desde el Ministerio debemos garantizar los derechos de las comunidades y de sus dirigentes, como Dino Salas, que es un cacique reconocido a nivel provincial, nacional e internacional. Estuvimos en la comunidad luego de estos hechos, viajamos con Enrique Rojo, secretario de Asuntos Indígenas, y teníamos la idea de interiorizarnos pero también de transmitirle a él que somos garantes de sus derechos.
A simple modo, de acuerdo a lo narrado por el cacique, él vivió un operativo de la Gendarmería ordenado a través del (ahora apartado) juez Federal Raúl Reynoso. A título personal me parece que fue un atropello, y como ministerio vamos a hacer una presentación conjunta con los abogados del cacique Dino Salas.
Además, somos testigos del trabajo que él viene realizando en la comunidad, somos testigos que la empresa El Carmen, que es la empresa vecina, trabaja fuertemente en lo que respecta a la ayuda social a la comunidad. Puso las ocho máquinas para la industria de la fábrica social que hay en la zona. Queremos convencer a otros empresarios de replicar este tipo de experiencias.
Además de articular con el sector empresarial, ¿hay otras alternativas propuestas para la inclusión de los originarios en el mercado laboral?
Pretendemos trabajar con el Ministerio de Trabajo, para que otros empresarios de la zona, como el ingenio El Tabacal, se contagien de esas acciones. La fábrica textil en San Ignacio de Loyola tiene que ser un fenómeno que se multiplique.
Pero, es importante aclarar, cada acción que hagamos, sea para el desarrollo productivo, para la inclusión laboral o para cualquier cuestión, será con la consulta previa a los pueblos originarios.
¿Esas consultas serán vinculantes?
Van a tener que ver con un consenso, con conocer cuáles son las costumbres y pensamientos de las comunidades. El convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo estipula que para el Estado es una obligación la consulta previa.
Claro, pero normalmente son no vinculantes...
Lo importante es el consenso y el diálogo. Siempre los dirigentes indígenas se ven empoderados cuando se los hace partícipes de lo que se decide, por ello lo fundamental es el diálogo.
En los aspectos que la ley de ministerios le atribuye a su área se encuentra la tercera edad, ¿qué piensan hacer al respecto?
Seguiremos articulando políticas sociales de inclusión, por eso profundizaremos las actividades con los abuelos. La dirección general que existía en el área ahora tiene el rango de subsecretaría. Queremos fomentar mayor articulación con ciertos programas nacionales.
Éste es un ministerio nuevo, ¿las otras carteras le heredaron cifras para poder planificar sus políticas?
El Ministerio de la Primera Infancia está trabajando fuertemente en la zona de Morillo, efectúa relevamientos. El resultado de ese trabajo nos permitirá seguir articulando con ellos, pero también con el Ministerio de Salud Pública.
Dentro de la ley de ministerios se apunta que su cartera también deberá crear sistemas de información y estadísticas, ¿en cuánto tiempo se conocerán las primeras cifras?
Tenemos ya mucha información, a raíz de la aplicación del programa de regularización dominial que baja desde Nación. Queremos sistematizar toda esa información y hacer un cruce con los datos que maneja el Ministerio de la Primera Infancia.
¿Cuándo van a estar todos esos datos para que los conozca la población?
En el plazo de un año y medio podemos llegar a concluir con el relevamiento completo de las más de 400 comunidades indígenas que hay en la provincia.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 11 meses

Es fundamental que las comunides aborigenes u originarias, tengas sus derechos de sus tierras son 1000 veces los dueños que los terratenienre se adueñaron hace años engañandoles con papeles a los ingnorantes originarios, que ahora gozan sus familiares basta recorrere en interior y los apellidos , bien originarios son

Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 11 meses

UUU claro, vos las conoces tanto para hablar de las costumbres de las comunidades originarias !!!!!!, que yo sepa vos siempre viviste en cuna de oro en la ciudad Capital y fuiste funcionario en Agencia Antidrogas, en la Secretaría Legal y Técnica, etc. ¿porque tenemos que sufrir a estos funcionarios ignotos y pelot...??

Rosa  Ibáñez
Rosa Ibáñez · Hace 11 meses

No conozco si el doctor Gómez Almaraz nació en cuna de oro, pero sí sé que conoce palmo a palmo las comunidades originarias. ESTUVO EN TODAS. Compartió las vivencias, los escuchó, les resolvió problemas. Es la persona indicada para estar allí.


Se está leyendo ahora