El sector agropecuario fue uno de los principales beneficiados por las políticas del Gobierno nacional. Se eliminaron las retenciones a las economías regionales, se redujeron las de soja y se devaluó la moneda, un recurrente pedido de los exportadores. Pese a eso, los productores aún tienen muchos problemas sin resolver, entre los que se encuentra la falta de subsidios al flete para los que están alejados de los puertos. "Si nos cuesta el doble llegar al puerto de Rosario o de Buenos Aires e ir de ahí a Europa, no vamos a poder colocar los productos que generemos en el NOA y en el NEA", sostuvo Luis Miguel Etchevehere. En una entrevista con El Tribuno, el presidente de la Sociedad Rural Argentina sostuvo que "hay una mayor actividad en todas las áreas productivas de la Argentina". Consultado sobre la necesidad de una eventual nueva devaluación, el entrerriano respondió: "Cualquier país serio no está permanentemente dependiendo de si se devalúa o no para ser competitivos".
A ocho meses del cambio de gobierno, ¿cómo evalúa la gestión de Mauricio Macri en materia agropecuaria?Con respecto a nuestra actividad, generó mucha confianza que el Gobierno haya cumplido a poco de asumir la promesa de campaña de eliminar y reducir retenciones, de unificar el tipo de cambio, de eliminar las prohibiciones de importar, la salida del default y la salida del cepo cambiario. Toda esa confianza se vio retribuida por toda la producción con una mayor inversión en buena parte de las actividades productivas del país. Vemos que a partir de ahí se ha incrementado el área de siembra de trigo, sabemos que va a haber un incremento importante en la de maíz y de girasol, vemos que hay retención de vientres a partir de que bajó el porcentaje de la faena de hembras. También aumentó la venta de insumos, de semillas, de fertilizantes, etc. Observamos que hay una mayor actividad en todas las áreas productivas de la Argentina.
Usted mencionó varias cosas que mejoraron, pero actualmente está faltando manteca y aceite en las góndolas, por citar dos ejemplos.
Sí, por supuesto, pero esas son cosas diferentes. Aparte de lo que acabo de mencionar, siempre hay cosas para poder ir mejorando: se tendría que mejorar rápidamente el tema de la lechería. El litro de leche que nosotros vendemos saca muchos más productos (queso, crema, manteca, yoghurt) que solo la leche. El precio que necesita el tambero para salir de la situación de quebranto está en la misma cadena por la cantidad de productos que se hacen a partir del litro de leche que nosotros entregamos. En lo demás hay distorsiones y ahí es donde hace falta un Estado fuerte para evitar que haya abusos, también se necesita que haya transparencia en las distintas cadenas y es importante que haya competencia porque si alguien decide dejar de fabricar un producto, si hay competencia otro se pondrá a producir eso también.
“Nosotros jamás hablamos del dólar: el tema es la competitividad”. “Hay distorsiónes y ahí donde hace falta un Estado fuerte para evitar que haya abusos”.
Teniendo en cuenta el fuerte aumento de la inflación de los últimos meses, ¿cree que la devaluación de diciembre se quedó corta?
La realidad es que hay que terminar con la inflación. Ahora hay que hablar de competitividad. Argentina ya sabemos que va a producir muchas cosas de muchos productos, lo importante es tener condiciones de comercialización, de distribución y de traslado similar a nuestros competidores. Si nuestros competidores tienen moneda estable tenemos que ir en ese camino, o acuerdos comerciales que hagan que lleguemos con cero por ciento de arancel a la mayor cantidad de mercados posibles. También necesitamos infraestructura, financiamiento. La competitividad hace que se pueda producir más todavía de lo que estamos produciendo y que haya valores accesibles de acuerdo al poder adquisitivo local.
¿Pero usted cree que sería necesaria una nueva devaluación o que así está bien la moneda?
Si usted busca en los archivos, jamás hablamos del dólar: el tema es la competitividad. Cualquier país serio no está permanentemente dependiendo de si se devalúa o no para ser competitivos, hay que trabajar sobre otras variables que son muy importantes y que así es como trabaja el mundo. Me refiero a infraestructura vial, ferroviaria y fluvial, financiamiento, acuerdos comerciales, etcétera.
¿Cómo le afectó a los productores agropecuarios el tarifazo en los servicios públicos?
Es otro tema de competitividad. Si no hay energía en el país o si la energía es más cara que la de nuestros competidores nos deja afuera de los mercados, pero también tenemos que ser bien conscientes de donde venimos. Venimos de un gobierno que depredó los recursos energéticos, los recursos del campo, los recursos de los jubilados y que va a haber que trabajar mucho para recomponer la matriz energética argentina. Eso va a llevar tiempo, pero no veo otro camino que el que emprendió el Gobierno.
El Gobierno nacional prometió subsidiar los gastos de flete para los productores alejados de los puertos y eso no ocurrió. Eso le quita enorme competitividad a los productores salteños, por ejemplo...
Sí, sí, coincido. Creo que es más una pregunta para el ministro (de Agroindustria) que para nosotros. Pero coincido en que hay que hacer lo imposible para darle competitividad a los lugares que están más alejados de los puertos. Si nos cuesta el doble llegar al puerto de Rosario o de Buenos Aires e ir de ahí a Europa, no vamos a poder colocar los productos que generemos en el NOA y en el NEA. Eso es clave. El gran desafío para todas las preguntas que me estás haciendo y para lo que viene es mejorar la competitividad. Esa va a ser la diferencia entre vender y no vender, y vendiendo se generan divisas, inversión, empleo formal y arraigo en las provincias en donde producimos.
“Hay que darle competitividad a los lugares que están más alejados de los puertos”. “En materia de tarifas, no veo otro camino que el que emprendió el Gobierno”.
¿Le llamó la atención que en la visita de Mauricio Macri a la Rural la gente haya cantado "Sí se puede", el slogan de campaña de Cambiemos?
La verdad es que no alcancé a escuchar porque es un lugar muy amplio. Había de todo, cada vez que hablaba alguien había como un murmullo fuerte, pero no alcancé a escuchar esa frase en concreto.
Teniendo en cuenta los problemas de relación que tuvo el campo con el Gobierno nacional. ¿considera que ya están superados definitivamente esos escollos?
Estoy convencido de que pasamos del reclamo a la agenda. En su momento el problema era que los tres ministros que pasaron por Agricultura en la gestión kirchnerista (Julián Domínguez, Norberto Yahuar y Carlos Casamiquela) no recibieron nunca a los productores, siempre los perseguían, los atacaban y ninguneaban al sector. En ese momento pedíamos ministerios de puertas abiertas, gente idónea que trabajase ahí y que trabajase para resolver los problemas. Ahora que hay ministerio de puertas abiertas, gente idónea y vemos que están trabajando para resolver los problemas pasamos del reclamo a la agenda. Dentro de cuatro años se evaluará y se hará un balance de la gestión del Gobierno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora