*

Luis Miguel Etchevehere: "Ya nadie habla de una producción primaria, sino de ser el supermercado del mundo"
En el marco de la celebración por el 150§ aniversario de la Sociedad Rural Argentina (SRA), su presidente, Luis Miguel Etchevehere, dialogó con El Tribuno sobre diversos temas. El titular de la SRA valoró como positivas las medidas que tomó el Gobierno nacional en estos primeros meses de gestión. Además, consideró que el campo es fundamental para el desarrollo del país. "Está comprobado que cuando el campo tuvo reglas claras, mantenidas en el tiempo, que ayudasen a expresar el potencial el potencial productivo de la Argentina, el país siempre progresó", comentó Etchevehere. El presidente de la entidad rural pidió que el Gobierno establezca reglas claras para poder estar a la altura de los competidores que tiene el país en el resto del mundo.
¿Qué significa para usted la celebración de los 150 años de la Sociedad Rural?
Una fecha muy importante para nuestra entidad, que nos llena de orgullo pero también de responsabilidad. Prácticamente se formó con la institucionalización del país, si tenemos en cuenta que en 1816 se declaró la independencia, que tuvo que ser consolidada con héroes como Martín Miguel de Gemes, Manuel Belgrano o José de San Martín, y que, después de eso, al poco tiempo empezó la institucionalización en 1853.
En 1864, a pesar de que no se había cerrado la brecha entre unitarios y federales y la Argentina era todavía un gran desierto deshabitado, ya había un grupo de productores progresistas pensando de qué manera mejorar la ganadería, cómo aplicar nuevas técnicas en agricultura, como llevar nuestras carnes a los mercados más alejados a pesar de que recién se estaba poniendo en marcha el país. Un grupo de productores que en aquel momento ya tenían el gen del futuro en su ADN, entendían que Argentina tenía grandes condiciones para la producción de alimentos. Eso se vio plasmado en las décadas siguientes. Ese gen de futuro que tuvieron los fundadores hoy es una marca registrada de todos los productores de la Argentina, porque en base a tener confianza en el futuro es que el productor argentino invierte y arriesga año a año a lo largo y ancho del país para producir, en este caso, alimentos.
Es difícil que un país como Argentina crezca sin la fuerza del campo...
Está comprobado que cuando el campo tuvo reglas claras, mantenidas en el tiempo que ayudasen a expresar el potencial productivo de la Argentina, el país siempre progresó. En cambio, cuando hubo reglas que perjudicaron a la producción al país no le fue bien, no generó empleo, no avanzó. A partir de la prueba y el error nos damos cuenta perfectamente de qué es lo que hay que hacer. Ya nadie habla de una producción primaria, sino de industrializar la materia prima, de poder producir alimentos, de ser el supermercado del mundo. Compartimos la visión del presidente de la Nación, coincidimos en ese aspecto.
Está de acuerdo en que ese es el paso que le estaría faltando a Argentina: poder industrializar su materia prima. ¿En este contexto, eso es materialmente posible?
Claro que es posible. Hoy estamos produciendo alimentos para 400 millones de personas y ya este año se va incrementar ese número. Entonces, ya no manda lo que queramos hacer fronteras adentro, lo que manda es lo que hacen nuestros competidores. En todos los aspectos de la economía, mucho más importante que lo que uno cree que hay que hacer es lo que está haciendo el competidor. Cuando vas a poner cualquier actividad comercial, industrial, vos podés tener tu punto de vista pero también te condiciona lo que hace el competidor. En el caso de Argentina, somos un jugador mundial en la provisión de alimentos. Nos importa qué está pasando en Brasil, Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda o Chile, porque son los países con los cuales vamos a competir para acceder a los mercados. Independientemente de lo que queramos ¿Qué tienen nuestros competidores? Tienen moneda estable. Entonces hay que trabajar en bajar la inflación.
Entonces, ¿qué es lo que se tiene que hacer en el país para poder estar a la altura de los competidores?
La respuesta es: más que lo que nosotros queramos hacer, tenemos que ver qué hacen nuestros competidores. Nuestros competidores tienen moneda estable. Hay que trabajar en bajar la inflación. Nuestros competidores tienen acuerdos comerciales que hacen que sus productos lleguen con arancel cero en muchos caso a los mercados. Bueno, Argentina no los tiene, entonces tenemos que trabajar en eso. Tienen infraestructura que hace que puedan llegar a los puertos o a los destinos de una manera eficiente y competitiva, entonces tenemos que trabajar en eso.
Necesitamos sistemas impositivos ágiles y que no entorpezcan o perjudiquen el traslado y el intercambio de bienes. Acá en Argentina todavía hay aduanas interiores entre las provincias. Tenemos que trabajar en eso. Financiamiento a largo plazo y a tasas internacionales, todo eso sumado es la competitividad.
En estos siete meses que lleva el actual Gobierno nacional ¿podríamos decir que se está trabajando en esa dirección?
Entendemos que sí. Vemos que hay gente idónea en los ministerios. Hacen lugar a nuestras inquietudes y a las cosas que les sugerimos, es gente que conoce los temas. Incluso conoce las soluciones igual o mejor que los mismos productores. Ese camino es el que hace falta para que el campo pueda expresar en la agro-
industria todo su potencial.
Hace dos años, la situación de las economías regionales, sobre todo la de Salta, era muy crítica y se fue agravando con el tiempo. ¿Cuál es la situación actual en la que se encuentra el campo? ¿Las medidas que tomó el Gobierno ayudaron?
Yo creo que va a haber una reacción positiva. Vemos que van ir reaccionando las diferentes economías de acuerdo a su característica.
La agricultura más rápido, por las características que tiene de siembra, que es en seis o siete meses. Van a ir más lento algunas actividades productivas regionales, como la carne, la forestación u otras actividades a las que les lleva más tiempo expresar su potencial.
Lo que sí entendemos es que estas son las reglas de juego que van a ayudar a que se recupere la actividad productiva en Argentina.
El tema de la compensación del transporte es algo que vienen pidiendo los productores salteños. ¿Qué avances hay respecto a ese tema?
Ahí vamos a trabajar con los distintos productores. Trajimos un trabajo de todo lo que sea transporte y lo que mejore la competitividad.
Se prometió el Plan Belgrano, pero queremos ver también qué posibilidades hay de hacer algo hasta que el plan realmente esté funcionando. Trajimos un documentos para discutir con los productores de acá de Salta, Tucumán y Jujuy para ver si se puede encontrar una salida previa.
El año pasado fue bastante complicada la situación para el productor salteño porque las condiciones climáticas, en muchos casos, perjudicaron las cosechas. ¿Están trabajando en la posibilidad de conseguir un seguro para aquellos productores que pierden su producción?
Ayer estuvimos en el anuncio de líneas de crédito con un año de gracia y bonificación de la tasa a aquellos productores que estuvieran en emergencia, de cualquier provincia del país. También estamos trabajando en un seguro multiriesgo agrícola, que nos parece muy importante porque frente al calentamiento global los fenómenos del Niño y la Niña van a ser cada vez más intensos y más seguidos.
Entonces, entendemos que en la ley de emergencia hay que dar una paso más en lo que sean herramientas para asegurar la producción. Entendemos que un seguro multiriesgo para todas las actividades productivas del país sería muy importante. Es lo que tienen nuestros competidores, cuando tienen un problema de estos cobran el seguro y siguen trabajando. Nosotros, en el mejor de los casos necesitamos dos o tres buenas cosechas para poder recuperar una mala.
¿Que significó para ustedes el fallo de la Justicia que ordena que se restablezca el Renatre, que se había estatizado en 2012 durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner?
El Renatre era un ejemplo de convivencia entre trabajadores y empleadores a nivel mundial, donde juntos, trabajadores y empleadores trabajamos contra el trabajo en negro, contra las malas condiciones de empleo, dimos capacitaciones y educación a los trabajadores. El kirchnerismo nos lo confiscó y ahora por vía judicial lo hemos recuperado. Sin dudas celebramos que haya vuelto, porque es una herramienta muy buena para capacitar, educar y tener la mejor cobertura a la gente que trabaja con nosotros, que es valiosísima.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...