La convulsión social en Brasil aumenta cada día. La revelación de una conversación entre Dilma Rouseff y su antecesor, al que nombró ministro para protegerlo de una investigación por lavado de dinero, tiene a miles de brasileños en las calles exigiendo la dimisión de la Presidenta.
La polémica aumentó cuando volvió a salir a flote una frase que dijo Lula en el año 1998: "En Brasil es así: cuando un pobre roba, va a la cárcel; cuando un rico roba, se convierte en ministro".
La movida de Rousseff para proteger a Lula duró poco. El rango de ministro solo le perteneció durante 40 minutos ya que un juez federal levantó su investidura como medida cautelar.
Aceptar el cargo de ministro de la Presidencia le ha acarreado fuertes críticas a Lula y a Rousseff, quien defendió que el nombramiento era meramente por motivos políticos.
"Usa el papel solo si lo necesitas", le dijo la actual presidenta a Lula en referencia al acta de ministro. Así lo demuestra la grabación telefónica que ha divulgado este miércoles el juez Sérgio Moro, responsable por otra operación anticorrupción, Lava Jato, y que ha provocado que miles de brasileños salgan a la calle en señal de protesta por este nombramiento.

Fuente: elmundo.cr

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 8 meses

"Cuando un pobre roba, va a la cárcel; cuando un rico roba, se convierte en ministro; cuando una abogada exitosa roba, se convierte en reina".


Se está leyendo ahora