Mauricio Macri lo hizo. Pudo cerrar una etapa de incumplimiento del país con los mercados internacionales, después de 14 años, pero sigue perdido en el laberinto que le ocasiona la inflación.
Para colmo de males, la Argentina no dispone actualmente de datos sobre inflación de alcance nacional y no los tendrá como mínimo hasta el próximo año, admitió ayer en Washington el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
"No hay una medida oficial nacional, y no habrá un índice de precios al consumidor por lo menos hasta el próximo año", manifestó el ministro durante un panel en el centro de estudios Atlantic Council, en la capital estadounidense.
El Gobierno argentino declaró a fines de 2015 una "emergencia estadística", en el marco de una radical renovación del personal en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), responsable por la elaboración de los índices de precios al consumidor, considerados poco confiables por el mercado. Ayer, el Gobierno tuvo un respiró ante las malas noticias que se suceden día a día. Llegó con el anunció del final del default, confirmado ayer en Nueva York que significa el inmediato regreso al festival de bonos argentinos a tasas más que generosas con los inversores. La euforia es más evidente en el circuito financiero. Lo prueban los precios de bonos y acciones argentinas que aceleraron fuerte su recomposición en las últimas 48 horas. Pero también se observa una incipiente reactivación en el mercado inmobiliario, según comentan todos los actores. En parte porque bajó el riesgo político con el triunfo de Macri en diciembre último, y también porque a los inmuebles los podría favorecer un fenómeno que se potencia por las nuevas restricciones mundiales para ocultar activos no declarados. Como nadie duerme tranquilo después de los Panamá Papers, hay clamor en el sector empresario para que el Gobierno implemente un amplio blanqueo de capitales.

Más financiamiento

El economista Gabriel Rubinstein y el abogado especialista en Derecho Internacional José Ignacio García Hamilton hablaron sobre la salida del default de Argentina. Ambos coincidieron en que el país volverá a tener financiamiento externo aunque las tasas al principio serán altas. Al respecto, Rubinstein sostuvo que "es una condición necesaria pero no suficiente" para volver a crecer y anticipó que "una tasa superior al 8% anual para la nueva deuda sería una mala noticia". Mientras que García Hamilton remarcó la posibilidad de financiamiento "tanto para el sector público como para el sector privado".
García Hamilton también manifestó que "los mercados no tienen memoria", y se mostró optimista por la rápida reinserción internacional del país.

La demanda de bonos es "asombrosa"

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, afirmó ayer que "es asombrosa" la demanda de bonos soberanos de la Argentina en el mercado mundial ante la salida del default.
"La demanda es asombrosa", afirmó aún eufórico por la decisión de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que levantó las restricciones que pesaban sobre el país y habilitó la emisión y el pago de la deuda externa.
Destacó que el pago a los holdouts y fondos buitre se dará gracias a un "cambio radical" en la voluntad política de la Argentina para poner fin a una larga batalla legal con los acreedores que se negaron las reestructuraciones de 2005 y 2010.
"Este es un paso más hacia la normalidad y el desarrollo que Argentina merece", destacó Prat Gay. Y agregó: "El trabajo en equipo da resultados y Argentina ya puede empezar a pensar en el futuro, en crear empleo y ofrecer bienestar a sus ciudadanos".
El funcionario se expresó así al exponer en Washington sobre "La nueva visión económica de la Argentina" en el Programa mundial empresarial y económico del Consejo Atlántico, en el marco de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.
Prat Gay reconoció que la inflación de dos dígitos de la Argentina debe empezar a mostrar señales de alivio en la segunda mitad del año, aunque agregó que se necesitaría mucho tiempo para llegar a un nivel manejable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pipo pani
pipo pani · Hace 7 meses

MACRI FOMENTA LA INFLACCION CON LOS IMPUESTAZOS, LA DEVALUACION, EXCEPTCION DE IMPUESTOS A LOS RICOS, DESPIDOS,

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 7 meses

No debemos perder la fe. Dentro de poco tiempo, volveremos a tener menos pobres que Alemania.

Roberto Carlos Marquez
Roberto Carlos Marquez · Hace 7 meses

SIGUE GOBERNANDO PARA LOS MAS RICOS. EL ENDEUDAMIENTO SOLAMENTE FAVORECE LA TIMBA FINANCIERA Y LOS NEGOCIADOS CON LAS GRANDES EMPRESAS A COSTA DEL SUFRIMIENTO DIARIO DE LA GENTE.


Se está leyendo ahora