El presidente Mauricio Macri conmemoró ayer elDía del Trabajadorcon un acto en el sindicato de gastronómicos (Uthgra), donde criticó "el ausentismo" laboral y "el abuso de licencias".
"El gobierno anterior ocultó la desocupación y el estancamiento creando empleo inútil: el ausentismo, el no cumplir con el trabajo o el abuso de las licencias nos perjudican a todos", dijo el mandatario al encabezar el almuerzo en la sede de la Uthgra.
Con la ausencia por gripe del líder de ese sindicato, Luis Barrionuevo, Macri concurrió a almorzar locro con el resto de los dirigentes y, por el Poder Ejecutivo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
"Si queremos que en este país haya trabajo de calidad para todos tenemos que comprometernos y pensar que no hay salvación individual", aseveró Macri.
En referencia a la administración pública, Macri dijo que perjudica a todos el hecho de "que haya tres veces más personas de las necesarias para que pueda funcionar un tren".
"Es la sociedad entera que dice aprendimos de estos años que pelearnos uno contra otros no vamos a conseguir la Argentina que soñamos", agregó el mandatario. También volvió a cuestionar el proyecto de ley antidespidos, que aprobó el Senado y se tratará en Diputados, al señalar que "si fuera cuestión de leyes" habría que "sacar una para conservar lo que tenemos, que diga que somos todos felices...".
Macri instó a construir "un puente" en la sociedad, pero señaló que eso "requiere" decir "la verdad", sin "arbitrariedades", y criticó la "gran mentira que llevó a la inflación" en el gobierno kirchnerista.
Subrayó "la dignidad"que genera el empleo y que el trabajo es "la columna vertebral en la vida de cada persona".
Macri encabezó el acto del Día del Trabajador en el sindicato de Barrionuevo dos días después de la multitudinaria movilización por el Día del Trabajador que organizó la CGT.
Una gripe oportuna
El líder de la CGT Azul Blanca, Luis Barrionuevo, quien no participó el viernes pasado de la movilización contra las medidas del Gobierno nacional, tampoco asistió al almuerzo que iba a compartir ayer con el presidente Macri, por un cuadro de gripe.
Barrionuevo había quedado en el centro de las críticas por haber desistido de participar a último momento de la anunciada convocatoria del viernes en conjunto con las restantes centrales obreras.
"Si se va a comer un locro con Macri y no quiere estar con los trabajadores, evidentemente estará más cómodo", apuntó Moyano el sábado.
Sin embargo, otra vez Barrionuevo se excusó a último momento, esta vez del compromiso que había contraído con el presidente Mauricio Macri y no fue de la partida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...