El presidente Mauricio Macri aseguró este mediodía que "este Gobierno va a combatir la corrupción" y resaltó que "no habrá tolerancia con esas prácticas abusivas". "Quiero hacer especial énfasis en otra intención básica del período que hoy empieza: este Gobierno va a combatir la corrupción", sostuvo el flamante mandatario. Ante la Asamblea Legislativa, el líder del PRO subrayó que "los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos en beneficio propios". "Voy a ser implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley. No habrá tolerancia con esas prácticas abusivas, no hay principio ideológico que puedan justificarlas", afirmó Macri. Asimismo, manifestó que "el objetivo de unir a los argentinos es la clave de la construcción de la Argentina del siglo XXI", ante lo cual consideró que "se viene un tiempo nuevo, de diálogo, respeto y trabajo en equipo". "La confrontación nos ha llevado por caminos errados", lamentó el jefe de Estado en el Congreso, ante lo cual pidió "sacar al enfrentamiento del centro de la escena, y poner en ese lugar el encuentro". Y agregó: "En la pelea irracional no gana nadie, en el acuerdo ganamos todos. No hace falta que dejemos de lado nuestras ideas, sino poner al servicio de un objetivo común. Podemos pensar de distintas formas, pero la ley tiene que ser respetada". Finalmente, Macri criticó a quienes buscan "avasallar la ley con proyectos personalistas o hacer uso del poder en beneficio propio" y concluyó: "Aspiramos a un nacionalismo más sano, que no se logra partiendo del rencor, la enemistad, la lucha permanente o la demonización del otro".. "Quiero hacer especial énfasis en otra intención básica del período que hoy empieza: este Gobierno va a combatir la corrupción", sostuvo el flamante mandatario. Ante la Asamblea Legislativa, el líder del PRO subrayó que "los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos en beneficio propios". "Voy a ser implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley. No habrá tolerancia con esas prácticas abusivas, no hay principio ideológico que puedan justificarlas", afirmó Macri.
"Unir a los argentinos"
Asimismo, manifestó que "el objetivo de unir a los argentinos es la clave de la construcción de la Argentina del siglo XXI", ante lo cual consideró que "se viene un tiempo nuevo, de diálogo, respeto y trabajo en equipo". "La confrontación nos ha llevado por caminos errados", lamentó el jefe de Estado en el Congreso, ante lo cual pidió "sacar al enfrentamiento del centro de la escena, y poner en ese lugar el encuentro". Y agregó: "En la pelea irracional no gana nadie, en el acuerdo ganamos todos. No hace falta que dejemos de lado nuestras ideas, sino poner al servicio de un objetivo común. Podemos pensar de distintas formas, pero la ley tiene que ser respetada". Finalmente, Macri criticó a quienes buscan "avasallar la ley con proyectos personalistas o hacer uso del poder en beneficio propio" y concluyó: "Aspiramos a un nacionalismo más sano, que no se logra partiendo del rencor, la enemistad, la lucha permanente o la demonización del otro".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Julian Centella
Julian Centella · Hace 11 meses

Hay quienes tienen la voluntad firme de desacralizar este poder ejercido por el kirchnerismo. Para eso pensaron en una Conadep de la corrupción, que mostraría que detrás de su supuesta defensa de los derechos humanos hubo un mayúsculo enriquecimiento ilícito del personal que ocupa los aparatos del Estado. Y que no hizo más que birlar millones de las arcas públicas. Sueño que termina en una pesadilla, pero no para los que ahora dejan el poder sino para quienes acaban de asumirlo. El macrismo gana las elecciones ajustadamente, no tiene una estructura partidaria nacional y su bloque es minoritario en el Congreso. Sus enemigos son muchos más que sus amigos, y no han construido ni siquiera las bases de un mínimo poder para resistir embates de grupos que puedan llegar a ser perjudicados. Puede ser lamentable verificar que la corrupción no sea un tema prioritario entre los argentinos. Esto nada tiene que ver con un gen nacional, sino con procesos históricos que lo han relegado a un lugar de menor importancia en la mayoría de los gobiernos. Invertir las energías en denunciar y procesar a miembros del gobierno kirchnerista cuando no se tiene ni autoridad solidificada ni poder, y en el momento en que se deben enfrentar graves problemas financieros, de marginación, delito, fisuras institucionales y estancamiento económico, tiene más visos de irresponsabilidad que de coraje.

Julian Centella
Julian Centella · Hace 11 meses

A lo largo de la historia, las instituciones, las actividades y las visiones del mundo de los seres humanos cambiaron gracias al desarrollo tecnológico. Ni la familia, ni la sexualidad, ni la vida cotidiana se parecen en nada a las que teníamos hace cincuenta años. Se transformaron las relaciones de autoridad. Los niños, que deificaban a sus padres, los tratan como si fuesen compañeros de la escuela, los feligreses que veneraban a los sacerdotes los consultan poco, los alumnos discuten con los maestros, los menos educados se ríen de los más sofisticados. En el campo de la política, algunos no son conscientes de que vivimos en medio de la revolución del conocimiento más vertiginosa desde el origen de nuestra especie. Se abre una nueva era politica a tres ámbitos: la relación de los derechos humanos con el Estado, EL TEMA DE LA CORRUPCION y el problema de la violencia.


Se está leyendo ahora