El presidente Mauricio Macri se mostró hoy con el exministro kirchnerista Florencio Randazzo durante la puesta en funcionamiento de un servicio eléctrico de la línea Roca y destacó que el dirigente peronista fue quien comenzó con la iniciativa.
'Felicito a ambos ministros por esta iniciativa que comenzó y debe continuar', sostuvo el mandatario al dar inicio al servicio con pasajeros en el tramo Constitución-Quilmes junto a Randazzo y al actual titular de la cartera, Guillermo Dietrich.
A pesar de que entre el líder del PRO y el vicepresidente honorario del PJ hubo un simple saludo formal, la imagen de Macri con un dirigente del peronismo es un nuevo mensaje hacia el interior del principal espacio opositor.
En las últimas semanas se habían sucedido las fotos y encuentros del Presidente con el aliado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien mantiene buena sintonía con el Gobierno.
Tras subirse a la formación en la estación Bernal, el jefe de Estado realizó el trayecto hasta Quilmes, acompañado por el actual ministro de Transporte, y al descender del tren saludó al exfuncionario de Cristina Kirchner. 'Gracias al ministro Randazzo que comenzó estas obras', insistió Macri, quien ratificó su 'compromiso de trabajar todos los días para que la gente viaje mejor y el eje es el transporte público'.
Y, en alusión a la Tragedia de Once, ocurrida en febrero de 2012, lanzó: 'Todos los días tenemos que trabajar, no a partir de una tragedia'. 'Necesitamos un Estado inteligente que se ocupe de cómo viajamos, de la salud pública, de la educación. El Estado es responsabilidad de todos, es de cada uno de los argentinos. No puede ser que el que gana acomode a sus familiares, sino que tiene que haber gente capaz y de carrera', resaltó.
En un breve contacto con la prensa, se refirió a la inflación, a la que definió como 'una estafa que ejerce un Gobierno cuando no sabe administrar'. Por su parte, Dietrich afirmó que 'es un momento muy importante, principalmente para los cientos de miles de personas que a partir del lunes van a poder tomar este tren eléctrico entre Quilmes y Constitución'.
'Es una obra que empezó Randazzo. Así que Su sucesor en el gracias, Florencio, por acompañarnos', manifestó su sucesor en el área de Transporte. En el período de transición entre el Gobierno saliente y el entrante, el oriundo de Chivilcoy había sido uno de los funcionarios que mostró mejor predisposición para trabajar con quienes lo sucederían: Dietrich en Transporte y Rogelio Frigerio
en Interior. En ese sentido, Randazzo había pedido que el próximo Gobierno le diera 'continuidad a la política ferroviaria' y advertido que si al presidente Macri 'le va bien', le iba a 'ir bien a todos los argentinos'.
La obra de electrificación del tramo Constitución-Quilmes había inaugurada por la expresidenta Cristina Kirchner y el exfuncionario nacional en la última semana de gestión del Gobierno del Frente para la Victoria. De esta manera, Macri puso en funcionamiento el servicio que demandó una inversión de 500 millones de dólares para electrificar los 17 kilómetros que separan a esas estaciones del Conurbano Sur. También estuvieron presentes el intendente de Quilmes, Martiniano Molina; y el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora