Macri empezó sincerando los tantos

Julio Moreno

Macri empezó sincerando los tantos

A tan solo doce días de la asunción del nuevo gobierno y por la sucesión de anuncios desde lo económico parecería que ha pasado más tiempo.
El objeto de esta nota es ir analizando cada uno de los anuncios, implementación y como incide en la economía doméstica es decir, la del "día a día".
El primer informe del presidente Mauricio Macri fue hecho el pasado lunes en Pergamino con el anuncio de la quita total de retenciones a la exportación de cereales, oleaginosas, producción de las economías regionales, carnes, pescado, con excepción del complejo sojero que será escalonado con una baja del 5 por ciento por año.
Ese mismo día por la tarde cuando participaba de la conferencia de la Unión Industrial Argentina y ante 1.500 empresarios comunicó que en la semana se anunciaría la eliminación del cepo cambiario y la eliminación total de las retenciones a las exportaciones industriales.
En ese mismo evento el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, notificó que a fin de año se eliminarán las declaraciones juradas de necesidad de importación reemplazándolas por un nuevo Sistema Integrado de Monitoreo de Importaciones (SIMI).
Recordemos que con este nuevo régimen se liberan cerca de 18.000 posiciones arancelarias (productos) que tenían un régimen que obligaba a las empresas a brindar información al Estado sobre su estructura de costos, márgenes de ganancias e información vinculada a la formación de precios; en todos los anuncios el ingeniero Macri pidió a los productores que no evadan impuestos.

El regreso del Indec
Con el objetivo de mostrar la real situación de nuestra economía y como una forma de dar trasparencia y credibilidad a las cifras que maneja el Indec, fueron designados el director Jorge Todesca y la directora técnica del organismo, Graciela Bevacqua; esta última es la misma que debiera irse de la entidad cuando el kirchnerismo dejó a las estadísticas a cargo de la imaginación de Guillermo Moreno.
Ambos anticiparon que el Gobierno no podrá calcular la inflación de noviembre porque recibió un organismo desmantelado y que el sistema de precios está totalmente destruido, sin funcionarios a cargo hasta el cuarto grado de rango.
Las estadísticas son algo serio, porque constituyen un instrumento científico.
La complicidad de políticos y académicos en la distorsión del sistema convirtieron al Indec en un emblema bizarro del kirchnerismo.
Un verdadero papelón ante el resto del mundo.
Lo bueno de este dato es que Macri muestra la decisión de correr el velo sobre la realidad.
Es de esperar que Esteban Bullrich aplique en Educación el mismo criterio y termine con los encubrimientos que defendía Alberto Sileoni cuando pretendía adaptar los exámenes a las necesidades del Gobierno sin medir el nivel real de los conocimientos de los alumnos.

Encender a luz
También esta semana por los cortes de luz y altas temperaturas decretaron la "emergencia energética" anticipando también el Gobierno que avanzará con un aumento de tarifas de luz y gas a partir de enero, aclarando que para incrementar los mismos están evaluando los consumos, capacidad contributiva y el poder adquisitivo de los consumidores.
La crisis energética fue denunciada sistemáticamente por exsecretarios del área, porque no se trató de un mero error, sino de un retroceso premeditado de nuestro abastecimiento energético sino que, además, no se avanzó en ningún camino hacia la disponibilidad de nuevas fuentes, especialmente la energía nuclear u otras alternativas.

Fin del cepo que decían que no existía
El pasado miércoles 16, el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, y su equipo anunciaron -cumpliendo en tiempo y forma lo prometido en campaña- la eliminación del cepo cambiario vigente desde el mes de octubre de 2011.
Entre los temas más importantes de esta noticia mencionamos que se mantendrán y respetarán las mismas condiciones para la compra de divisas que regían antes del 31 de octubre del 2011, es decir un tope de 2 millones de dólares por mes para la compra de dólares tanto para personas físicas o jurídicas.
Desaparecerán el dólar turista, el dólar tarjeta y las normas de la AFIP que contemplaba cambios múltiples con retenciones sobre estos valores que se podían computar como pagos a cuenta del Impuesto a las Ganancias.
También aclaró que no habrá límites para operaciones comerciales nuevas tanto para exportaciones como importaciones.
Al referirse a cuál será el nuevo valor del dólar, explicó que para determinar el importe se registrarán las ofertas entre compradores y vendedores en un Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) que funcionará como una computadora donde se registrará todo el movimiento de oferta y demanda de dólares, habiendo un jugador oculto que es el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que de alguna manera regulará el mercado de cambios dentro de una libre flotación ya establecida, también llamada "flotación sucia".
Para implementar esta apertura y darle credibilidad y estabilidad a esta nueva mecánica fue necesario reforzar las reservas internacionales del BCRA en un rango entre 15 y 20 mil millones de dólares.
Estos importes fueron obtenidos de varios bancos extranjeros, cerealeras que se comprometieron a liquidar sus stocks y empresarios argentinos que adelantaran fondos que tenían previsto para inversión, además de transformar parte de las reservas en yuanes a dólares.
Esperando y ese es el desafío que el aumento del dólar solo se traslade a los precios de los bienes que tienen insumos importados en esa misma proporción y que no sea motivo de especulación por parte de los formadores de precios.
Para los que compraron dólar futuro apostando a precios cercanos a 10 pesos, hoy con la apertura del cepo se espera que esta moneda cotice a precios cercanos a los 14 pesos. Esta operatoria generará utilidades exorbitantes.
Prat Gay anunció que la AFIP retendrá el 35 por ciento de las ganancias obtenidas por parte estos inversores, definiendo como una "bola de nieve" de la administración anterior los 17.000 millones de dólares que se vendieron en contratos de dólar a futuro que señaló como "dólares que no existían y que esta administración va a tener que pagar".
A pesar de los pocos días hábiles que transcurrieron desde la asunción de este Gobierno, y por los cambios anunciados hasta ahora, podemos entender el compromiso de sus funcionarios en mejorar las variables macroeconómicas para que se inicie la senda del crecimiento de nuestra economía y el desarrollo de nuestro pueblo.

Lo que queda en el tintero
No da la sensación de que Macri y su equipo económico estén intentando un salto sin red.
Aún falta realizar muchas modificaciones que serán anunciadas en distintas oportunidades durante los próximos días.
Me preocupa por ejemplo saber qué pasará con el Impuesto a las Ganancias y las actualizaciones del mínimo no imponible, del Impuesto al Patrimonio Neto, modificaciones al Impuesto al Valor Agregado dándole un tratamiento particular a los alimentos de primera necesidad o de la canasta básica de alimentos.
Destaco la decisión de poder exportar e importar pero tendríamos que mejorar la infraestructura como caminos, energía eléctrica, costo del transporte que desequilibran los precios de nuestras economías regionales, por ejemplo.
Cómo incentivaremos a nuestros emprendedores e inversores para que generen fuentes de trabajo genuinas, sería interesante escuchar la implementación de líneas económicas y de rápido acceso a préstamos para proyectos de inversión, disminución de los aportes patronales y de las indemnizaciones laborales que tanto temor tienen las Pymes.
Para el ciudadano común: la inflación es una patología económica, que aniquila a los países.
No hay crecimiento sin estabilidad y no hay calidad de vida, tampoco, porque la suba de precios al consumidor castiga a los de menos recursos.
La devaluación va a traducirse en aumentos, probablemente, aunque la inflación de noviembre y diciembre funcionó como colchón y no se justificarían más subas.
La inflación no se combate con recesión, que es un suicidio colectivo, sino con producción.
Por eso levantar el cepo era imprescindible.
Lograr que baje la inflación manteniendo altos los niveles de empleo y consumo sería el máximo logro de esta gestión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia