El presidente Mauricio Macri cargó hoy nuevamente con el proyecto de ley antidespidos que aprobó ayer el Senado y fue girado a la Cámara de Diputados y advirtió que esa iniciativa 'destruye el trabajo de los argentinos'.
En el acto de anuncio de un plan nacional de viviendas, el mandatario sostuvo que para generar puestos de trabajo en el país 'no es el camino que ha emprendido nuevamente la política equivocada ayer (miércoles) en el Senado de la Nación'. 'Y me sorprende, porque hasta al senador (del Frente para la Victoria Miguel Ángel) Pichetto lo escuché decir que ya habían puesto una ley para prohibir despidos, creando la doble indemnización en la época de (el expresidente Eduardo) Duhalde y no había funcionado, por lo cual no había que hacerlo', lanzó el jefe de Estado.
En el barrio Las Dalias, de la localidad bonaerense de Canning, el líder del PRO insistió en sus críticas al jefe del bloque kirchnerista en la Cámara alta: 'No entiendo al senador Pichetto, dice una cosa y después hace otra. Impulsa a votar una ley que destruye el trabajo de los argentinos, que los perjudica'.
'No sólo voy a generar empleo y en cada momento voy a decir la verdad y la verdad es que no es el camino el de esa ley, que no funcionó. Entonces, ¿por qué repetir las cosas que no funcionan y engañar a la gente, si sabemos que vamos a conseguir trabajo, no desde la arbitrariedad sino la creatividad y la innovación?', añadió. Acompañado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, Macri subrayó que desde su asunción está 'resolviendo todos los problemas que tenían que ver con conflictos' y destacó que lo seguirá haciendo 'más allá de las cosas y las trabas y los bloqueos' que le pongan. Respecto al plan presentado, el Presidente resaltó su compromiso para 'crear un millón de soluciones habitacionales en estos primeros cuatro años' para solucionar una 'deuda gigantesca de la Argentina'.
'Faltan 1,6 millones de casas en la Argentina y dos millones más que necesitan reparaciones importantes', precisó el jefe de Estado, quien lamentó que al asumir el cargo había 'muchísimas viviendas paralizadas, en plena construcción'.
Asimismo, afirmó que con este nuevo plan de viviendas se generarán '200 mil puestos de trabajo' en la construcción, una de las áreas más afectadas por el parate de las obras públicas que hubo a comienzos de año. También estuvieron presentes el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados; el secretario de Vivienda y Hábitat, Domingo Amaya; y el líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora