No fue el escenario habitual para un discurso presidencial. Pero por la envergudura de los invitados, la repercusión puede ser excepcional. La primera alocución pública de Mauricio Macri en su viaje a Nueva York ante una platea -ayer tuvo un breve contacto con la prensa- se dio al mediodía en un evento de estrellas: desde el anfitrión Bill Clinton o celebrities del espectáculos como los músicos Bono (U2), Bon Jovi y Andrea Bocelli o el actor Ben Affleck. Todos allí hablaron de medio ambiente, educación, pobreza. Macri habló del compromiso de su gobierno "para combatir la pobreza y crear un ambiente de confianza y credibilidad" con el objetivo de que la Argentina pueda entrar "en un proceso de crecimiento con inversión y desarrollo productivo". "Queremos volver a ser parte del mundo y cortar con el aislacionismo", resumió en la reunión anual de la Clinton Global Initiative, la fundación que lidera el expresidente de EEUU.
Según destaca el informe publicado en la página web del diario Clarín, dijo; "Hay mucho entusiasmo y optimismo en el país y un entendimiento de lo que tenemos que hacer para volver a ser un país confiable. La Argentina, como saben, sufrió décadas de populismos y las cosas empeoraron mucho durante los últimos 10 años. Íbamos directo a otra gran crisis como la del 2001. Pero, afortunadamente, los argentinos decidieron un cambio. Tomamos todas las decisiones (cepo, salida del default) pensando en la parte más vulnerable de nuestra sociedad. Estamos muy cerca de los que lo necesitan. Con tres grandes objetivos, y uno que quiero remarcar: llevar a la Argentina a pobreza cero. Tiene 30 por ciento de ciudadanos bajo la línea de la pobreza. Y para cortar con la pobreza hay que crear trabajo, crear un ambiente de confianza y de credibilidad, tener reglas de juego claras y ser productivos. Todos saben que la Argentina tiene enormes recursos humanos y muchísimos recursos naturales también. Nuestro desafío es ser confiables. Estamos trabajando en eso. La inflación es el impuesto que más duele a los pobres. Tenemos que volver a confiar en las estadísticas oficiales. Queremos volver a ser un país normal y estamos creando las condiciones para eso. En la licitación para energías renovables, recibimos ofertas siete veces por encima de lo que demandamos. Eso muestra que vamos en la dirección correcta. Argentina es un país con gran futuro. Podemos ser un gran jugador también en renovables y en energía no convencional, porque tenemos una enorme reserva de shale gas. Hay espacio para nuevos socios y necesitamos que todas las empresas globales vengan a la Argentina y nos ayuden".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora