El presidente electo, Mauricio Macri, se mostró esta noche decepcionado con la reunión que mantuvo con la mandataria saliente, Cristina Kirchner, al revelar que finalmente no abordaron detalles de la transición y considerar que el encuentro "no valió la pena". "Me dijo que me convocó para felicitarme personalmente antes de verme el 10 de diciembre. Hablamos formalidades de la reunión de traspaso. No hubo mas que eso. Por eso fue tan corta", sostuvo Macri, en un notable tono molesto. En una entrevista que brindó por la noche al canal de cable TN, el líder del PRO, añadió: "No valió la pena. La verdad que la reunión no tenía temario y sentí que no valía la pena pedir por esos temas", al hacer alusión a su preocupación sobre las posibles continuidades de la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, y del presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, más allá del 10 de diciembre.
El futuro jefe de Estado se pronunció así tras la reunión, de la cual no hubo foto oficial, en un breve contacto con la prensa en la vereda de la Residencia Presidencial.
Macri pensaba tener un contacto más extenso con la prensa para informar sobre los temas abordados en la reunión con Cristina Kirchner, pero al observar la "estampida" de periodistas, movileros y camarógrafos que buscaban captar sus palabras, debió dar media vuelta y regresar a la residencia por motivos de seguridad.
El encuentro entre ambos dirigentes duró 50 minutos, ya que el actual jefe de Gobierno porteño había arribado por la puerta principal de la calle Villates a las 18.55 junto a sus colaboradores y salió a hablar con la prensa a las 19.51.
Macri asistió acompañado de Federico Suárez, uno de sus asesores, y su vocero, Iván Pavlosky, pero el encuentro fue a solas, tal como le había pedido previamente la Presidenta.
Ante la enorme concentración de vecinos en el ingreso principal de la Quinta de Olivos, quienes se acercaron a saludar y dar su respaldo a Macri, y de la presencia de periodistas que cubrían la reunión, el futuro mandatario debió retirarse por una salida alternativa.
"Fue una reunión cordial y la Presidenta lo felicitó por su triunfo" en el balotaje del domingo pasado, indicaron fuentes consultadas por NA.
Los dirigentes macristas, a su vez, dejaron trascender que pidieron una sala de la Quinta para hacer una conferencia de prensa, pero el pedido fue negado alegando que tendría que haberse hecho con anterioridad.
Se espera que el proceso de transición continúe con dirigentes de ambas gestiones en los próximos días, quienes deberán coordinar desde temas específicos de gestión en las distintas áreas hasta cuestiones relacionadas con la ceremonia del 10 de diciembre.
El encuentro entre Cristina Kirchner y Macri fue coordinado por ambos el pasado domingo, cuando la jefa de Estado lo llamó para felicitarlo por su triunfo en el balotaje y lo convocó a la Quinta de Olivos para empezar a tratar detalles de la transición.
Entre los temas que más preocupan a Macri sobre la "herencia" que recibe del kirchnerismo figuran la cantidad de reservas del Banco Central y la posible permanencia de Alejandra Gils Carbó en la Procuración general y de Alejandro Vanoli al frente de la entidad monetaria.
Uno de los detalles salientes de la reunión fue la gran presencia de vecinos en las puertas de la Quinta que aguardaron el ingreso de Macri, a quien recibieron con el cántico "Si, se puede, si, se puede".
Algunos de ellos exhibieron carteles con pedidos para que el fiscal José María Campagnoli sea designado al frente de la Procuración General, cargo que actualmente ocupa Alejandra Gils Carbó, mientras que otro hombre mostró un cartel con el reclamo "Cárcel para los corruptos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...