El presidente Mauricio Macri se reunió con los embajadores argentinos ante los países de la Unión Europea tras la audiencia con el Papa Francisco y les pidió revisar la administración de las sedes diplomáticas y revisar los destinos.
El encuentro con los embajadores, adonde concurrió acompañado por la canciller Susana Malcorra, se llevó a cabo en el Hotel Meliá, ubicado a pocas cuadras de la Ciudad del Vaticano.
Allí estuvieron los embajadores ante los países que integran la Unión Europea (Ramón Puerta, Rodolfo Terragno, Oscar Moscariello, Luis María Kreckler y Carlos Sersale, entre otros) y ante Noruega, Suiza, Rusia, Serbia, Ucrania, la Santa Sede y los organismos internacionales.
El Presidente le pidió a los diplomáticos controlar los gastos de cada embajada y remarcó la importancia de revisar los destinos de la diplomacia argentina, en referencia a los lugares en los que el país no tiene representación y que podrían representar una oportunidad en términos de inversiones.
Posteriormente, el jefe de Estado viajó en avión a la ciudad de Florencia junto a la primera dama, Juliana Awada, para cenar con el primer ministro de la República Italiana, Matteo Renzi.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora