El Gobierno confirmó que en el encuentro entre los presidentes Mauricio Macri y Barak Obama, el mandatario argentino le pedirá abrir los archivos secretos norteamericanos de los años 70 vinculados con la dictadura militar.

El secretario de Derechos Humanos , Claudio Avruj, declaró en La Nación que "es uno de los temas que se van a conversar, sin dudas". En tal sentido, recordó que fue uno de los pedidos de Estela de Carlotto en la reunión que mantuvo hace algunas semanas con Macri.

"Se tomó nota, se asintió y nosotros estamos totalmente convencidos de que todo lo que aporte información para completar los datos de lo que ha pasado en esa época tan difícil, nos ayuda a todos", explicó el secretario de Derechos Humanos.

La información se conoce en el medio de la polémica por la posible visita del presidente estadounidense a la ex ESMA. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo se había manifestado en contra: "No es conveniente, es una fecha muy delicada. El 24 de ninguna manera. Que venga el presidente de un país que fue el que hizo la Doctrina de la Seguridad Nacional, el país de (Henry)Kissinger y de la formación para reprimir en Latinoamérica...".

Si bien Avruj dijo que "la agenda de Obama es muy hermética, la confecciona Cancillería con la embajada de Estados Unidos ", y que no hay ninguna certeza de que la visita estuviera confirmada, se mostró a favor: "Yo creo que para nosotros como Nación sería extraordinario que todo presidente del mundo recorra y brinde su homenaje en el espacio de la ESMA, en el Sitio de la Memoria".

Y después agregó: "Obama es un hombre de la democracia, es un hombre del Partido Demócrata, es un hombre ligado a los derechos humanos, viene de un viaje muy importante en Cuba. Pero aparte, si uno hace un puente histórico con Obama, lo junta con (James) Carter, no lo junta con Kissinger".

En el contrapunto con Carlotto y algunos organismos de derechos humanos, Avruj defendió su posición: "Muchas veces los gestos dicen mucho más que las palabras. El mero hecho de que el presidente Obama se pare frente a la puerta del Sitio de la Memoria y haga un minuto de silencio, está diciendo claramente: 'Nunca más a los terrorismos, nunca más a la desaparición forzosa de personas'. Es un reconocimiento a las víctimas, a los organismos y es un compromiso fenomenal con la democracia. Yo lamentablemente no comparto este pensamiento de Estela en este momento".


Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora