La jueza de Garantías Graciela Cione dispuso ayer que el carnicero Daniel Oyarzún, que persiguió, atropelló y mató a uno de los dos "motochorros" que lo asaltaron en su comercio de la localidad bonaerense de Zárate, continúe en prisión, casi al mismo tiempo que el presidente Mauricio Macri se pronunciaba en favor de su libertad. En la misma mañana que se conoció la decisión de la jueza de Zárate - Campana, Macri opinó que si no existe riesgo de fuga, el comerciante "debería estar con su familia, mientras la Justicia decide". El caso policial que dio lugar a un nuevo capítulo de polémicas por los casos denominados de "justicia por mano propia" ocurrió el lunes al mediodía en la avenida Antártida Argentina, cerca de la intersección con Echeverría. Todo se inició cuando los delincuentes entraron al comercio con fines de robo y fueron repelidos por el carnicero Daniel Oyarzún, dueño del local.
Los asaltantes, que habrían realizado varios disparos, huyeron en la moto en la que habían llegado y el comerciante salió a perseguirlos en su Peugeot Partner. El utilitario embistió la moto y uno de los asaltantes quedó atrapado entre el vehículo y una columna, mientras que su cómplice escapó. El que no pudo huir, lastimado por el impacto, también fue objeto de insultos y hasta algunas golpes por parte de vecinos. Según se supo, Oyarzún, ante el fiscal Martín Zocca, indicó que su intención no era matar a los ladrones, sino hacerlos caer para recuperar el dinero que le habían robado. En la mañana del jueves, el presidente Macri se manifestó en favor de la libertad del comerciante, "un ciudadano sano, querido, reconocido por la comunidad". Las reflexiones del Presidente y la decisión judicial que no siguió la misma línea se produjeron luego de que en la noche del miércoles cientos de vecinos de Zárate protagonizaran una marcha en la que pidieron la libertad del comerciante.

"Está arrepentido”

"Está arrepentido”. La que habla es Noemí y lo hace en nombre de su esposo, Daniel Oyarzún, el carnicero que persiguió, atropelló y mató a uno de los dos delincuentes que habían asaltado su local. Frente a la comisaría 3ª de Garín, donde su marido está detenido, la mujer reclamó por su liberación, informó sobre la marcha que se hizo ayer en Zárate y hasta le mandó un mensaje a Mauricio Macri: “Que el Presidente me ayude para que salga”.
“Es injusto que esté preso, no tiene antecedentes, no se merece estar en la cárcel”, estimó Noemí, quien tiene dos nenas de 13 y 5 años: “A la más chica le dije que su papá se fue de viaje, pero a la más grande no le puedo ocultar las cosas... Emocionalmente están mal, no duermen”.
La situación despertó la ira de los vecinos, que desde el primer día salieron a protestar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 2 meses

la jueza Cione es una verguenza...el tipo se salva de un balazo y en defensa lo hace mierda....que tenes que analizar...tendria que haber matado a los dos..las lacras se tienen que terminar...Macri apreta para que se haga justicia verdadera...BASTA DE FALACIAS LEGALES

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 2 meses

mi estimado Bagre Chuzero.......siempre sostuve en mis comentarios....es NECESARIO QUE SEAN VICTIMAS HIJOS,HERMANOS ,MUJERES ......DE ESTOS SR/A JUECES PARA VER QUE SENSACION SENTIRAN .....VIVAN EN CARNE PROPIA LA INSEGURIDAD.......!!!!!! EL DIA QUE SEAN VICTIMAS ELLOS MISMO .....DEJARAN LOS PRINCIPIOS ....LAS LEYES ...AUN LADO.....APLICARAN EL SENTIDO COMUN ....LEY DE TALION.....

bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 2 meses

que justicia de mierda, la jueza que miedo tiene, a quien quiere demostrar poder, si el carnicero estuviera hoy en el cementerio...no habria nadie preso..y una familia destruida para siempre.......que JUSTICIA DE MIERDA...MACRI por favor saca ese tipo de ahi...que estamos esperando que nos maten a todos....


Se está leyendo ahora