El presidente Mauricio Macri encabezó hoy los festejos oficiales por el Día de la Bandera en Rosario, donde llamó a “derrotar al narcotráfico” y reiteró que el objetivo de su gobierno es la “pobreza cero” en el país.
En medio de un fuerte operativo de seguridad y algunos disturbios, Macri afirmó que el país va “en el camino correcto”, y subrayó: “Estas transformaciones se logran dando pequeños pasos todos los días y es lo que estamos haciendo”.
“Hace poco los argentinos decidimos hacer un cambio, pero ese cambio tiene que basarse en objetivos claros y concretos, como los que tuvieron ellos (los revolucionarios de Mayo). Para nosotros están claros: trabajar juntos para que el camino sea la pobreza cero en la Argentina, para derrotar el narcotráfico que tanto daño le ha hecho a Rosario y al país, y unir a los argentinos”, enfatizó el mandatario, sin mencionar la detención de Ibar Pérez Corradi en Paraguay.
Al recordar la gesta de los héroes independentistas, el jefe de Estado llamó a “inspirarse en la fuerza que tuvieron ellos” para llevar adelante los cambios que el país requiere en la etapa actual.
“Tenemos que inspirarnos en esa fuerza que tuvieron ellos. Se hizo mucho en estos 200 años, pero tenemos que aspirar a hacer muchos más en los próximos”, destacó Macri.
En ese sentido, señaló que el Gobierno está comprometido en la tarea de encarar los problemas que afronta la economía, entre los que mencionó la falta de creación de trabajo desde hace cinco años y la inflación que “siempre ataca primero a los que menos tienen”.
“Hemos vuelto al mundo porque queremos generar oportunidades para crecer y generar trabajo”, resaltó el Presidente, al cerrar su discurso.
Los actos estuvieron acompañados por un fuerte vallado y custodia de las fuerzas de seguridad, que impidieron el ingreso de la gente a la explanada del Monumento a la Bandera, a la que solo pudieron ingresar personas acreditadas.
La jornada de celebraciones comenzó a las 8.30 con el izamiento de la enseña patria en el mástil mayor del Monumento, del que participaron la intendenta de Rosario, Mónica Fein, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y otras autoridades locales y eclesiásticas. Tras la jura a la bandera de cadetes de las Fuerzas Armadas, se dio paso a un desfile de excombatientes de Malvinas, en el que se desplegó la bandera del proyecto Alta en el Cielo.

"Estamos en el camino correcto. Estas son las transformaciones con las que soñamos y sabemos que esta vez vamos a capitalizar nuestras experiencias y lo vamos a lograr", agregó el mandatario.

Macri hizo su ingreso al Patio Cívico pasadas las 11, precedido de la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien llegó minutos antes. El jefe de Estado le tomó promesa de lealtad a los 5 mil alumnos de cuarto grado provenientes de distintos lugares del país.
Luego de una interpretación teatral en la que un actor personificó a Manuel Belgrano, y de la entonación de las estrofas del Himno Nacional, fue el turno de los discursos políticos, al término de los cuales se realizó la tradicional suelta de globos.
El clima de algarabía general en el Patio Cívico del Monumento contrastó con la situación que se vivió a metros de distancia, detrás del cerco de Gendarmería, donde agentes de esa fuerza, provistos de camiones hidrantes y escudos, arremetieron contra los manifestantes que se acercaron a la zona para protestar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora