El presidente Mauricio Macri "está muy bien" tras la detección de una leve arritmia cardíaca, "se le van a practicar controles por una cuestión de prevención" y tomará medicación para controlar el malestar, aunque continuó hoy con "reuniones de gestión" en la Quinta de Olivos junto a referentes de Cambiemos. "Es la primera vez que le ocurre esto. Le vamos a hacer un control semanal durante los primeros 20 o 30 días. De pronto la semana que viene lo vamos a volver a revisar. Se le van a practicar controles por una cuestión de prevención", sostuvo el director de la Unidad Médica Presidencial, Simón Salzberg. A la vez, el cardiólogo indicó que el jefe de Estado deberá tomar "una medicación antiarrítmica": "Es una cosa más de prevención. Tiene un corazón sano y un ritmo cardíaco normal", añadió. En declaraciones a la prensa a la salida de la Quinta de Olivos, el exjefe de Cardiología del Hospital Juan Fernández destacó que el mandatario "está muy bien" tras su internación en la Clínica Olivos y subrayó que en la mañana de este sábado se le practicó un electrocardiograma: "Ya no tiene más arritmia", consignó.
A pesar del reposo indicado en un primer momento y que lo llevó a suspender una actividad prevista en el partido bonaerense de San Miguel, el líder del PRO "continuó con reuniones de gestión que estaban previstas en la Residencia de Olivos", informó el Gobierno a través de un comunicado, al tiempo que se precisó que "el lunes retornará a la actividad con su agenda programada". "Le pedimos que trate de evitar por ahora situaciones estresantes, pero puede tener reuniones sociales o de camaradería", señaló el especialista, quien manifestó que es "muy baja" la probabilidad de que vuelva a tener un cuadro como el de la tarde del pasado viernes.En ese sentido, antes de partir hacia "Los Abrojos" para pasar el resto del fin de semana, Macri encabezó una reunión para analizar la coyuntura del país y la agenda venidera del Gobierno junto a referentes del frente Cambiemos, como el exsenador nacional Ernesto Sanz y el presidente de la Cámara de Diputados,Emilio Monzó. "La reunión estaba prevista desde antes y anoche pensamos que se iba a suspender, pero el Presidente decidió mantenerla. Está bárbaro y con todas las ganas", destacó el extitular del Comité Nacional de la UCR Ernesto Sanz .Por su parte, en declaraciones a la prensa al abandonar la Quinta de Olivos, Monzó manifestó que "Mauricio está muy bien. Fue todo muy normal, muy distendido".
En tanto, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, expresó a través de Twitter su "deseo de pronto restablecimiento y fuerzas para seguir adelante al presidente Mauricio Macri". El Presidente había sido trasladado a la Clínica Olivos a las 19.20 del pasado viernes, luego de que persistiera una leve arritmia cardíaca detectada en horas de la tarde. Tras cuatro horas de observación médica, el mandatario fue dado de alta y trasladado a la Residencia Presidencial, en donde permanecerá el fin de semana sin actividad oficial.Paciente Macri.
La internación del pasado viernes en la Clínica Olivos fue la quinta visita del presidente Mauricio Macri a una institución médica en calidad de paciente. A pocos días de comenzado el año, el mandatario había concurrido a la Clínica Favaloro para realizarse "una serie de controles aeróbicos rutinarios para evaluar su estado físico debido a la habitual actividad deportiva que realiza en su tiempo libre"."El jefe de Estado hace anualmente estos controles que consisten, entre otros, en actividad sobre una cinta durante los cuales se evalúan respuestas físicas y cardíacas", había informado el Gobierno en aquella ocasión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora