A horas de su viaje al Vaticano para entrevistarse con el Papa Francisco, el presidente Mauricio Macri se sometió este lunes a un chequeo médico programado de su rodilla derecha en un sanatorio porteño.
Según comunicó Presidencia de la Nación en un comunicado, se trata de la misma rodilla que fue sometida a una artroscopía en junio pasado.
El presidente permaneció en el Instituto del Diagnóstico, situado en el barrio de Recoleta, durante media hora, lapso en el que estuvo acompañado por el director de la Unidad Médica Presidencial, Simón Salzberg.
Según trascendió, Macri se habría resentido el miércoles pasado en un partido de fútbol de la misma lesión que se le produjo el 19 de junio mientras disputaba un partido de paddle. En aquella oportunidad, el traumatólogo Jorge Batista le diagnosticó un esguince, y cuatro días más tarde fue intervenido con éxito en la clínica Agote.
La revisión médica de la rodilla operada tiene lugar tres días antes de su viaje a Roma, donde tiene previsto una audiencia con el Papa Francisco y participar de la ceremonia de canonización del cura Brochero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora