El presidente Mauricio Macri sostuvo hoy en Corrientes que la quita de las retenciones anunciada por el Gobierno esta semana "va a poner de pie" a las economías regionales para que "podamos generar trabajo" en todas las provincias y afirmó que "ahora el desafío que se viene es generar valor agregado con productos que tengan marca y origen argentino".
"Esta reforma que hemos hecho es para poner de pie al Valle de Río Negro, la vitivinicultura, la agricultura y la ganadería, la caña de azúcar, el arroz, la fruta, los cítricos, todo esa producción es la que tiene que crecer y agregar valor", señaló.
Remarcó que el objetivo al que debe apuntar la Argentina es "es dejar de ser el granero del mundo para pasar a ser el supermercado del mundo".
Dijo que los cambios que dispuso en la primera semana de Gobierno para recuperar la competitividad de la producción agropecuaria "tienen que ver con lo que más nos preocupa, empezando por el pequeño productor y los trabajadores, que es que haya oportunidades de trabajo".
El Presidente habló esta mañana al término de una visita que realizó a un establecimiento agrícola ubicado a 20 kilómetros de Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes, donde mantuvo un encuentro con productores locales.
Macri estuvo acompañado por el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; y de Interior, Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el senador nacional Alfredo De Angeli, entre otras autoridades.
"El campo argentino es un gran motor que tiene este país y, lamentablemente, venimos de años de conflictos innecesarios, inútiles, entre un Gobierno y este sector tan pujante", afirmó.
"Llegó la hora, finalmente, en la cual todos seamos un gran equipo, como le decía al gobernador, que me visitó junto a los demás gobernadores cuando nos reunimos el sábado pasado", recordó.
Dijo que "todos soñamos construir ese espacio en el que no haya un argentino que quede en la exclusión, en la pobreza, que no haya un niño que no tenga la oportunidad de crecer, de recibir una buena educación, de alcanzar un buen trabajo y de formar así con dignidad su familia".
Macri apuntó que con el empuje que genera "el desarrollo del campo vamos a poblar equilibradamente a la República Argentina".
"Mi sueño es que cada correntino que haya abandonado la provincia por falta de trabajo pueda volver. Y para eso es muy importante que al esfuerzo y la dedicación de los trabajadores rurales argentinos le sumemos el mismo compromiso de los empresarios y de los grandes productores", indicó.
Señaló que a partir de esa conjunción "vamos a poder agregar valor y generar mejores oportunidades de trabajo".
"El sueño es cómo ir transformando todas estas materias primas maravillosas que tenemos en productos que lleguen a los hogares de los argentinos primero y después a los de todos los habitantes del mundo como un alimento con marca y origen argentino, hecho por argentinos y pensado por argentinos y eso es lo que podemos y vamos a hacer", destacó el Presidente.
Macri agregó que alcanzar esa meta es posible "si confiamos en nosotros mismos y volvemos a creer en que lo que vale es el esfuerzo personal, darle continuidad e inteligencia a nuestros políticas y recuperar el valor de la palabra".
Sostuvo que "hay que generar confianza unos con otros, el Presidente con los gobernadores y los intendentes, todos ayudando al que puede crecer y producir para que elabore con todas estas materias productos que generen plantas y fabricas en toda la provincia de Corrientes y en todo el país".
"Este mensaje aquí, en la maravillosa tierra del chamamé, es un mensaje que le estoy dando a todo el pueblo argentino", aseveró.
En el tramo final de su mensaje, el Presidente confió en que por este camino "vamos a tener trabajo para todos" y afirmó que "se viene un momento maravilloso para los argentinos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 11 meses

¿Esta bailando?. Ya una vez vi, el Día de la Bandera, bailar el Himno Nacional en tiempo de cumbia. Me desagradan las actitudes impropias de una investidura.


Se está leyendo ahora