El presidente Mauricio Macri supervisó ayer obras de electrificación del tren Roca y aseguró que "se terminó la época en que la obra pública sólo estaba ligada a la corrupción".
Junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y al intendente de Quilmes, Martiniano Molina, el jefe de Estado resaltó las obras ferroviarias y subrayó que "la obra pública debe traer beneficios y ventajas en la calidad de vida de la gente y la electrificación del Roca así lo demuestra".
De esta manera, hizo alusión a los presuntos sobreprecios y licitaciones irregulares en el kirchnerismo que son foco de investigaciones judiciales.
"Las obras forman parte de la electrificación total de la línea Roca hasta La Plata, que beneficiarán a más de 400 mil personas que cotidianamente emplean ese medio de transporte y crearán en total 1220 puestos de trabajo", precisó un comunicado oficial.
Al respecto, el Presidente afirmó que una vez concluido el proyecto, "se va a generar una ventaja muy grande a los pasajeros en comodidad, seguridad y tiempo".
Asimismo, el jefe de la Casa Rosada aseveró que el Gobierno "está encarando trabajos complementarios en estaciones, pasos a nivel y señalizaciones para garantizar un mejor funcionamiento del sistema ferroviario".
Según informaron desde Presidencia, las obras se enmarcan en el Proyecto de Modernización del Ferrocarril General Roca, cuyo costo asciende a 500 millones de dólares, financiados por un crédito del BID (60%) y por aportes del Tesoro Nacional (40%) y la electrificación y los trabajos complementarios de infraestructura permitirán que los trenes alcancen una velocidad de 100 kilómetros por hora y tengan una mejor frecuencia.
En ese marco explicaron que una vez finalizada la obra el servicio se prestará con formaciones eléctricas cero kilómetro, con capacidad total para 2000 personas, con aire acondicionado, iluminación LED, sistemas de información visuales y auditivos, puertas inteligentes, furgón para bicicletas y espacios reservados para personas con movilidad reducida.

Malcorra le baja el tono a la discusión con Venezuela

"Tenemos intención de contribuir al diálogo", aseguró la canciller. La canciller Susana Malcorra afirmó que la Argentina no tiene "una intención intervencionista" sobre Venezuela "sino una intención de contribuir a elevar el espacio del diálogo", al referirse al debate que se da en la Organización de Estados Americanos (OEA).
La canciller habló sobre su participación el último viernes en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, donde se discute la situación de Venezuela luego de que trascendiera que un sector del organismo internacional se inclina por aplicarle a ese país la Carta Democrática Interamericana para excluirlo. Malcorra desestimó esa posibilidad durante la sesión de la OEA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 6 meses

A todas las personas de bien que quieran informarse correctamente sobre este tema, me permito recomendarles lean el artículo de hoy del diario página 12 titulado IR POR LANA.

otto Brinca
otto Brinca · Hace 6 meses

MIRA QUIEN HABLA, CUADNO LAS CONCESIONES AHORA LA MANEJAN LOS AMIGOS DEL EL , Y EL PRECIO DE COMBUSTIBLE, SABEN QUE EL MINISTRO QUE AUMENTA , ES DUEÑOS DE UNA SHELL. ESTO ES LO QUE ELIGIERON


Se está leyendo ahora