En medio de las negociaciones por Ganancias y de la puja con la oposición y el sindicalismo, Mauricio Macri deberá decidir cuándo entra al quirófano. Aquejado por un pólipo que la afecta las cuerdas vocales y le produce disfonía permanente -así se lo escuchó en sus últimas apariciones públicas-, el Presidente evaluará por estas horas en qué momento será operado, en lo que será su segunda intervención quirúrgica del año. "Es una pavada, lo tiene que definir Mauricio, pero imaginamos que será antes del sábado", aseguraron a Infobae voceros de Macri. La idea es que el jefe de Estado se someta antes de Nochebuena a la operación, que es corta pero que incluye un post operatorio en el que tendrá que hablar solo lo justo y necesario.
La otra semana, después de Navidad, el Presidente tiene previsto viajar con su familia al sur del país, a Villa La Angostura, para despedir el año en el selecto country Cumelén junto a su mejor amigo. La otra semana, después de Navidad, el Presidente tiene previsto viajar con su familia al sur del país, a Villa La Angostura, para despedir el año en el selecto country Cumelén junto a su mejor amigo.
A mediados de junio, Macri ya había pasado por el quirófano del Instituto del Diagnóstico: se operó la rodilla derecha de meniscos después de una lesión sufrida en un partido de paddle en la quinta de Olivos. Luego debió usar plantillas y rodilleras para practicar deportes. A principios de ese mes también había sido derivado a la Clínica de Olivos, a metros de la residencia presidencial, por una arritmia que luego no pasó a mayores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 1 mes

Buena excusa para desaparecer. . . Antes de salir volando en helicoptero. jejeje


Se está leyendo ahora